19 situaciones en las que desearías estar en la cama

Por FEM enero 4, 2017
advertisement
 
 
Hay días en los que a mitad de mañana nuestro mayor deseo es que el día acabe pronto para volver a la cama. Se empiezan a cuadrar los astros y no hay nada que salga bien. Nuestro pensamiento pasa por querer que la tierra nos trague o que la cama nos secuestre. ¿Conoces esta sensación? Pues mira estas 19 situaciones cotidianas en las que seguro que querrías estar calentito y acomodado en tu magnífica cama.
 
 
 
1. Los atascos de tráfico mañaneros
 
 
 
 
2. Bostezar en mitad de clase
 
 
 
3. El graciosillo que da una mejor idea que tú en el trabajo
 

 
 
4. Cuando no hay café recién hecho por la mañana
 
 
 
5. Quedarte toda la noche estudiando para ese difícil exámen
 
 
 
6. Cuando estás trabajando y sabes que tus mascotas siguen en tu cama
 

 
 
7. Escuchar que fuera está lloviendo hace que solo quieras permanecer lo más cómoda posible en tu camita
 

 
 
 
8. Cuando el profesor dice: "Exámen sorpresa"
 

9. Cuando te toca esperar 
 

10. Cuando te pones en vergüenza delante de quien te gusta
 

 
11. Cuando tus amigos te obligan a ir de fiesta
 
 
 
12. Cada vez que ves una cama con un aspecto increíble
 
 

 
 
13. Cuando el aire frío te golpea en la cara al abrir la ventana
 

 
14. Cuando tocas lo frío que está el suelo al levantarte
 

 
15. Cuando tienes un vuelo de larga duración o a altas horas de la madrugada
 

 
16. Cuando estás resfriado pero tienes que ir a trabajar de todos modos 
 

 
17. Cuando llegas a casa después de un duro día de trabajo
 

 
 
18. Después de cepillarte los dientes tras un banquete nocturno
 

 
19.Después de haber dormido 12 horas, nada más abrir los ojos
 
 
 
¿Conoces más situaciones en las que instatáneamente te entren ganas de volver a casa corriendo y meterte bajo el nórdico? Estas son las 19 que te dejamos desde QFem. Si sabes más ¡cuéntanoslas! Y recuerda...
 
 
¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!
 
Foto de portada: We heart it