El origen de la depilación

 2692
Por Editorial septiembre 11, 2019  más artículos

 

¡¡Cada vez que compartes esta historia, un/a intolerante machista te elimina!! ¡SÚMATE AL DESAFÍO!

 

La depilación para las mujeres tal como la conocemos hoy se inició cuando era norma habitual que a los 10 años se le eligieran maridos a las niñas, y a los 12 casarlas. Los hombres no querían casarse con mujeres de más edad porque les era deshonroso no haber podido obtener una "virgen", cuya característica, entre otras, era ser una NIÑA SIN VELLOS, lo cual era relacionado directamente con la sumisión, la inocencia y la "pureza".

Por ende, cuando se celebraban casamientos con mujeres y adolescentes, para ocultar la edad o evitar el desagrado de ese marido que había pagado por desposarla, se reunían varias comadronas a sacarle los vellos a esta futura esposa para que aparentara ser una niña y su marido no la golpease o la matase... Es decir que, básicamente, el origen de esta depilación tiene un génesis de pedofilia y abuso. Las mujeres que se depilan hoy en día lo hacen por varias razones, todas válidas si es su decisión, lo que no es válido es ignorar la realidad.

Para los que sienten asco deberían de preguntarse: ¿son realmente tus "gustos" LIBRES? ¿No te los imponen día a día los medios de comunicación? ¿Te molesta a tal punto de intentar bajar la autoestima o insultar a alguien porque no decide hacer lo que tú quieres con su cuerpo? Pues te está dando asco ver una persona que no es esclava de las industrias y corporaciones de los estereotipos de belleza.

Aquí no hablamos de quitarse de vello para evitar plagas, pestes y piojos que realizaban las civilizaciones clásicas antiguas en sociedades sin ni siquiera acueductos. Aquí hablamos de la desigualdad específica entre hombres y mujeres que existe hoy.

Pregúntate: ¿Por qué una niña púber recibe bullying si crecen sus pelos normales en las piernas y por qué un niño no? ¿Por qué las mujeres somos juzgadas por la sociedad si no nos depilamos mientras el hombre se depila por libre elección y no por presión social?

 

Obviamente, cada cual que haga lo que quiera. Quien quiera pelos, que se los deje, y quien no, pues que se los quite, pero sobre todo, no increpen a quienes no piensen igual.

 

Autora: @camilatha_

 

 

Foto de portada: