Conoce a Madonna, Mujer del Año 2016

 3791
Por Q diciembre 22, 2016  más artículos

 

Hace unos días nos enterábamos de que Madonna era galardonada con el Premio Mujer del Año 2016 por la prestigiosa revista Billboard.  

Los Premios Billboard de la Música Latina reunió a muchos grandes artistas, pero sería la gran Diva del Pop de todos los tiempos la que cautivaría al auditorio con su emotivo discurso.

Y es que esta gran mujer tiene ya mucho mundo recorrido y muchas lecciones que podernos dar. Entre las mejores citas que nos regalaría está la que más se ha movido en las redes sociales: "Gracias por reconocer mi habilidad para continuar mi carrera por 34 años ante el sexismo y la misoginia flagrantes y la intimidación constante y el abuso implacable", el inicio de un discurso impecable.

Y, por si alguien aún se anda preguntando después de ver su discurso completo por qué le han dado el premio a esta mujer y no a otra de mayor tirón en la actualidad o cualquier otro criterio que se nos pase por la mente, QFem te trae una pequeña retrospectiva de la gran vida de la Reina del Pop, la más grande y a la que todas las divas de nuestra actualidad le deben mucho, no, muchísimo. 

Nació en 1958, en Bay City, Michigan, un 16 de agosto (¡es leo!) y su nombre real es Louise Veronica Ciccone, aunque todos la conocemos por su icónico nombre, Madonna (señora en italiano).

La muerte temprana de su madre a causa de un cáncer de mama, con tan solo 30 años de edad, teniendo Madonna entonces solo 5 añitos, marcó su infancia y adolescencia profundamente. Vemos en Madonna muchas referencias al fanatismo católico de su progenitora. Muchos elementos de su iconografía representan estatuas y vírgenes, las que se han convertido en el tema de las obras más controvertidas de la camaleónica artista.

"Cuando tienes 15 puede ser un poco incómodo. Los adolescentes quieren encajar, pero a la vez ser rebeldes. Tomar cerveza y fumar marihuana en el estacionamiento de mi colegio, no era rebeldía, era lo que todos hacían. Y yo no quería hacer lo que el resto hiciera. Pensé que era mejor dejar de depilarme las piernas y las axilas. O sea, ¿para qué Dios nos dio esos vellos entonces? ¿Por qué los hombres no tenían que depilarse también? ¿Por qué era aceptado en Europa, pero no en Estados Unidos? Nadie pudo darme una respuesta satisfactoria, así que empujé aún más mi causa. Me rehusé a usar maquillaje y a atar mi pañuelo en mi cabeza como un campesino ruso. Hice justo el contrario del resto de chicas y me transformé en un repelente de hombres. Los desafié a gustarles, yo y mi desconformidad", escribe Madonna en su artículo para la revista Harper´s Bazaar.

 

La mala relación con su madrastra emulaba en exceso la historia de la dulce y vulnerable Cenicienta, lo que llevó a Madonna a querer escapar de esa situación. Se rebeló contra su educación tradicional cambiando su forma de vestir, frecuentando discotecas underground y mostrando un atroz rechazo a su formación religiosa. Madonna se había convertido en toda una adolescente rebelde que tanto nos recuerda a otras muchas que han secundado a la Reina del Pop, como nuestra querida Miley Cyrus.

 

 
 
En 1979 abandonó sus estudios de grado en Michigan para trasladarse a Nueva York y seguir su carrera de baile. Desde entonces, buscaría trabajos temporales para ir pagando el alquiler, entre los que se incluía el modelaje de desnudo artísitico, como comenta en su discurso, época en la que pasó momentos muy desagradables como una violación y constantes robos en su domicilio.
 
"Estaba decidida a sobrevivir. Pero no era fácil y era muy solitario, tuve que autodesafiarme a seguir. A veces me hacía la víctima y lloraba en mi dormitorio del porte de una caja de zapatos al frente de la ventana con vista a la pared del vecino y palomas cagando en la repisa de mi ventana. Me preguntaba si valía la pena, al ver una postal pegada en mi pared en la que salía Frida Kahlo y su bigote me consolaba. Ella era una artista a la que no le importaba lo que el resto pensara. Yo la admiraba. Era desafiante y la gente era dura con ella. La vida fue dura con ella. Si ella pudo, yo también."
 
Las adversidades no la hundieron, sino que la hicieron más fuerte. Contrató como gestor a Camille Barbone, de Gotham Records, quien le mostraría cómo navegar por el mundo dominado por los hombres del negocio de la música.
 
Madonna, con su descarado estilo de negocios, supo ir subiendo peldaños con sus primeros discos y grandes hits como "Holiday" (del álbum Madonna - 1983), "Material girl" y “Like a virgin” (del álbum Like a virgin - 1985). Sería esta última la que la convirtiera definitivamente en superestrella, adoptando un look Marylin Monroe con el rubio platino que la caracterizaría desde entonces. Durante el rodaje del videoclip conocería a su futuro esposo, el conocido actor Sean Penn, con el que viviría una tormentosa relación de idas y venidas con violencia doméstica incluida.
Con el disco que grabaría poco después, “True Blue”, rompió todos los récords posibles siendo el disco más vendido en todo el mundo en 1986.

En el videoclip de “True Blue”, la estética, una mezcla del personaje de cómics Betty Boop con toques de Marilyn Monroe, fue marca registrada y se transformó en moda en esos años. Esta expresión que le atribuye a su marido Sean (con el que se casaría el día de su cumpleaños de 1985), que significaría “lealtad”, evoca una etapa de Madonna en la que tributa a una concepción idealizada del amor y que, más adelante, cambiaría radicalmente, en consonancia con su turbia separación. 

 

En el mayor éxito del disco, “La Isla Bonita”, que fue compuesto originalmente por Madonna para el disco “Bad” de Michael Jackson, comienza a expresar su fascinación por la cultura hispánica y reconoce haberla compuesto para homenajear “la belleza y el misterio de las personas de Latinoamérica”.

 

Poco a poco, Madonna fue siendo cada vez más Madonna. Con un gran equipo detrás que creaba temas muy estudiados para la personalidad y voz peculiares de Madonna, la artista pronto consiguió convertirse en la Estrella por excelencia.
 

Las niñas de todo el mundo imitaban su sentido de la moda, que incluía medias de rejilla, cuero, ropa interior de encaje, guantes sin dedos, collares con grandes crucifijos y pendientes llamativos y asimétricos.

 

Referencias todas del gran estilo ochentero que tanto nos fascina hoy en día y que consagró la tentación rubia de esta década

 

Además de ser número 1 en las listas de baile de Estados Unidos y de parte del mundo entero y de crear una moda que a día de hoy se ha convertido en toda una seña de identidad, se atrevió con la gran pantalla. Debutó como actriz en Buscando a Susan desesperadamente (1985), y realizó también la banda sonora que llegó al puesto Nº 1 en listas. 

Desde ese año, la vida de Madonna sería bastante movida y siempre cargada de polémicas por su constante conducta escandalosa. Co-protagonizó con su marido la película Shanghai Surprise (1986) y algunas películas más en los siguientes años con un éxito relativo. Su divorcio llegaría al fin en 1989, después de muchos episodios desagradables y violentos por parte de Penn, así como las continuas infidelidades del actor. En el single "Till Death Do Us" ("Hasta que la muerte nos separe", del álbum Like a Prayer - 1989) rememoró el momento en que Penn casi la mata de una paliza. 

 

La polémica estaba servida en este álbum, en cuyo single, "Like a Prayer" (1989), que se emitió en la MTV como parte de un lucrativo respaldo de Pepsi, aparecen relaciones interraciales, cruces en llamas y una mezcla de insinuaciones sexuales e ideologías religiosas. Como resultado del video, el Papa Juan Pablo II instó a los aficionados a no asistir a sus conciertos en Italia, y Pepsi retiró su respaldo a la estrella.

 

A pesar de la protesta pública, Madonna se volvió más popular que nunca. En 1991 había vendido más de 70 millones de discos a nivel internacional, generando 1.200 millones de dólares en ventas. En 1996, habiendo demostrado con creces su versatilidad como estrella del cine y de la música, interpretó a la increíble Evita en la película que lleva el mismo nombre, lo que le llevó a ganar el Globo de Oro a la Mejor Interpretación, y el Oscar a la Mejor Música con el single "You Must Love Me".

También se convirtió en madre en 1996, dando a luz a su hija Lourdes María (Lola) Ciccone León, que tuvo con su amante y entrenador personal Carlos León.

 

A continuación, en 1998, lanzó Ray of light, una disco muy aclamado por la crítica que la hizo profundizar en la electrónica y la exploración espiritual. 

 

Luego vino Música (2000), otro proyecto electrónico con éxito, esta vez con inclinaciones de baile muy al estilo de la moda en la entrada al nuevo milenio.

Y vemos ya a una Madonna más madura, más calmada y familiar, acentuada esta última faceta con su matrimonio con el director británico Guy Ritchie en 2000 y el nacimiento de su segundo hijo, Rocco John Ritchie, en el mismo año. Una relación que duraría 8 años, finalizando con la petición de divorcio por parte de la cantante y la siguiente declaración en la revista The Sun“Creo que cuando estás casada tenés que estar dispuesta a llegar a un montón de acuerdos, y no deja de ser justo. Me parece que así es como funcionan las relaciones. No quiere decir que el matrimonio sea algo malo, pero si eres artista necesitas encontrar a alguien que te acepte tal y como eres y que se sienta cómodo con elloMe encontré en una situación de conflicto, por así decirlo. En muchas ocasiones quería expresarme artisticamente de maneras que sabía que incomodarían a mi marido. A veces me sentía atrapada. No se me permitía ser yo misma realmente”.

 

Otro de los polémicos momentos que seguro que recordáis como si fuera ayer es el escandaloso beso protagonizado por nuestra reina y dos de sus discípulas, Britney Spears y Christina Aguilera, durante la actuación en 2003 de "Like a virgin" junto a  en la gala de los Premios VMA (Video Music Awards) de la MTV (minuto 3:50). 

 

Después de su divorcio, adoptó ella sola a sus hijos más pequeños, David Banda y Mercy James, adopciones también salpicadas de polémicas como todo lo que tocaba la diva más grande de los 80´s. 

 

En enero de 2008 fue nombrada músico de sexo femenino más rico del mundo por la revista Forbes, con ganancias estimadas en más de 72 millones de dólares en el último año. Madonna ganó gran parte de estos ingresos de su línea de ropa H&M y de sus giras con su disco Confessions, la gira más taquillera para una artista femenina hasta la fecha con hits tan cañeros como "Hung Up".
 
 
Después llegarían proyectos de diferente índole, como el documental sobre la vida de los huérfanos del SIDA de Malawi, que escribió y produjo y su primera película como directora, Filth and Wisdom ("Obscenidades y sabiduría"), ambos en 2008. Su álbum Hard Candy fue lanzado en abril del mismo año, otro éxito de que recordamos el genial single "4 minutes" con Justin Timberlake
 

En 2012 se estrena su segunda película, W.E., un cuento apasionado y hermosamente elaborado acerca de la búsqueda del amor verdadero en el mundo moderno, visto a través del prisma de uno de los romances históricos más fascinantes, el de los duques de Windsor. En este mismo año, fue la elegida para actuar en la Super Bowl junto a la rapera Nicki Minaj con la actuación en directo de su último single "Give Me All Your Luvin´", lo que provocó una nueva protesta cuando esta última utiliza un gesto obsceno con la mano durante el directo (minuto 1:56).

 

En 2012 también lanzaría su duodécimo álbum, MDNA, embarcándose en la gira del disco con espectáculos controvertidos en los que trataba temas como la violencia, las armas de fuego, los derechos humanos, la desnudez y la política, por lo que la artista recibió varias amenazas de demandas.

 

En respuesta a las protestas, lanzó en septiembre del 2013, un cortometraje dirigido por ella y Steven Klein titulado Secret Project Revolution que trata de la libertad artística y los derechos humanos. El cortometraje también puso en marcha una iniciativa global llamada Art for Freedom para promover la libertad de expresión.  

  

Su último álbum, Rebel Heart, publicado en marzo de 2015, vuelve a la controversia y a la provocación sexual. Un álbum que para sus detractores la catapulta un poco más y les sirvió de excusa para atacarla, entre otros motivos absurdos, por su edad, y que para sus verdaderos fans, estaríamos ante uno de los más sólidos, completos y representativos álbumes de la artista norteamericana en sus más de tres décadas de carrera con singles como "Ghosttown" y "Bitch I'm Madonna", que demuestran que sigue dando guerra y que es única en esta industria, la predecesora más clara de todas las grandes de hoy. En el videoclip de este último single vemos rostros conocidos como el de Nicki Minaj, Miley Cyrus, Alexander Wang, Diplo, Rocco Ritchie (hijo de Madonna), Beyoncé, Katy Perry y Kanye West

Concluyó su última gira en marzo de este año 2016, después de un total de 82 conciertos por cuatro de los cinco continentes. Tras su lanzamiento, Rebel Heart quizá sea en el álbum con ventas más bajas en toda la carrera de Madonna, pero eso no la deja en la estacada, no tenemos que prejubilarla como si fuera un juguete ya demasiado usado. Madonna es muy grande y lo lleva demostrando 34 maravillosos años

Resulta vergonzoso que la más grande haya sufrido acoso en las redes sociales por su edad. "No puedes envejecer. Porque envejecer es un pecado. Serás denigrada, criticada, y definitivamente no te pasarán en la radio". Madonna ha llegado tan lejos por su gran conocimiento del mundo en el que nos movemos, un mundo dominado por hombres y creado por y para ellos, donde la mujer permanece en un segundo plano siendo exactamente lo que ellos quieren que seamos.

Una mujer que le ha plantado cara a la VIDA y ha vivido mucho y vivirá aún más, para siempre, porque ha conseguido lo que se propuso al abandonar su ciudad natal para convertirse en una estrella, ha conseguido mucho más, ser la ESTRELLA que más brilla en el firmamento de las estrellas musicales femeninas de nuestra historia, promoviendo lo que ella llama su FEMINISMO DIFERENTE.

Y, después de este tremendo recorrido en el que nos hemos dejado muchas historias por contar, pero al menos esperamos haber creado el gusanillo para seguir indagando en la vida de esta gran mujer, hace pocos días, la revista Billboard le otorga este merecido premio a toda una carrera en la música, por el icono que supone esta MUJER que es, ante todo, un SER HUMANO digno de conocer y hacer oír su voz, sus lecciones y su visión del mundo y de la MUJER, de su otro tipo de feminismo, un FEMINISMO MALO (como ella lo llama) y que tanto sirve de inspiración a todas las "MUJERES QFem".

¿Te ha gustado la fascinante historia de esta gran mujer? ¿Qué opinas de su emotivo discurso en Billboard? ¡Comparte con QFem todas tus inquietudes, pasiones, reflexiones e inspiraciones sobre este icono eterno! 

 

 

Foto de portada: We heart it