Juguetes para cambiar el mundo: llega la Barbie sin género

 3243
Por Q octubre 8, 2019  más artículos

 

Los juguetes contemporáneos son algo más que objetos para divertir a los niños: desde muñecas sin género que permiten a los más pequeños comprender la identidad sexual hasta libros de cuentos de hadas que celebran a las grandes mujeres de la historia, jugar se ha convertido en una forma de aprender acerca de los más importantes temas culturales.

Los juguetes dejaron de ser simplemente objetos divertidos: durante la última década, las grandes industrias jugueteras como Mattel, Hasbro y LEGO han dedicado algunos de sus productos emblemáticos a lanzar mensajes sociales y culturales de enorme valor. El último gran aporte lo ha hecho el hogar de la famosa Barbie con Creatable World, una línea de muñecas de género neutro lanzada hace pocas semanas.

Según Mattel, son “lienzos en blanco” sin ninguna característica que los identifique como femeninos o masculinos, lo que permitirá a los niños decidir cuál podría ser el aspecto y sexo del muñeco. La intención de la empresa es crear un tipo de juego más inclusivo y que permita a los más pequeños entender la forma en que el género se interpreta en nuestra época.

Los muñecos de la línea Creatable World tendrán además la particularidad de ser por completo desmontables, lo que incluye diferentes pelucas y trajes, para crear juguetes únicos a partir de la imaginación de cada niño. Mattel tiene la intención de que cada uno pueda diseñar su propia muñeca, además de aprender la forma cómo la cultura adjudica la identidad sexual, un propósito ambicioso que la empresa espera lograr a través del sencillo método del juego. Al final, se trata de un análisis sobre la forma en que el mundo adulto proyecta sobre los juguetes y otros objetos infantiles sus opiniones, algo que Mattel intenta reflexionar a través Creatable World.

<iframe width='640' height='480' frameborder='0' allowfullscreen src='//player.ooyala.com/static/v4/stable/4.3.3/skin-plugin/iframe.html?

Monica Dreger, directora de conocimiento del consumidor de Mattel, declaró a TIME que para la empresa que representa, la felicidad de un niño es la mejor de todas. “Hubo un par de niños que nos dijeron que temían el día de Navidad porque sabían que nada de lo que había debajo del árbol de Navidad, estaba hecho para ellos”, explicó la ejecutiva. “Esta es la primera muñeca que puede ser para cualquiera”. Para Dreger lo realmente importante de la línea Creatable World es la posibilidad que de expandir los límites de los objetos diseñados para los niños y ofrecer la oportunidad que todos se sientan incluidos al momento de jugar.

Para la empresa, es de considerable importancia, que las muñecas Creatable World sea una manera en que el niño pueda expresar sus inquietudes y su forma de entenderse a sí mismo. A diferencia de Barbie —el juguete emblema de la casa— las nuevas muñecas no se ajustan a estándar alguno. No se percibe como una figura femenina o masculina, por lo que los niños tendrán la libertad de comprender el aspecto del juguete como parte del mundo que imaginan. Todo un paso para una forma de entender el mundo infantil más allá de las opiniones adultas al respecto.

La hora del juego es ahora más inclusiva que nunca

 

Foto de portada: mattel.com