Vive

Por FEM diciembre 13, 2016
advertisement

 

Y en la madrugada del martes, cuando el carcelero reloj marcaba casi la hora del despunte del alba, mientras veía cómo el agua caía a borbotones de un cielo, que no se reconocía como tal por estar cubierto de un manto uniforme de espesas nubes, y el humo salía aprisa de sus pulmones pareciendo que quisiera reunirse con esas nubes grises, lo entendí.

 

Llámalo paz interior si te invade la espiritualidad, acúsalo de egoísmo si flaquea tu fe en la Humanidad.

 

Si eres joven pueden recriminarte inmadurez y si la vida no se ha portado medianamente bien pueden bautizarlo de locura.

 

No importa cómo intentes definirlo, todos buscamos sentirnos realizados, incluso hay sonrientes optimistas que se atreven a llamarlo Felicidad.

 

Cuando la encuentras, da lo mismo el punto del planeta donde te encuentres, si estás solo con tu conciencia o si te rodean miles de fieles amigos.

 

En ese momento, eres invencible, inmortal, eterno.

No permitas que el tic-tac del reloj te someta. VIVE. Pues no sabes cuantos tic te quedarán que soportar, ni cuantos tac te tocará oír.

 

Y recuerda.... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: We heart it