Educación para no morir

 2417
Por Editorial enero 17, 2018  más artículos

 

Hasta hace muy poco, una mujer debía ser discreta. El rol era simple, aderezar, como el aceite en la ensalada. Aliño conveniente, pero jamás plato principal.

Demasiado emocionales, inestables e histéricas. Con tales argumentos se nos invisibilizó y silenció por siglos. Nuestro única valía era meramente estética. Así pues, había que ceñirse a unos cánones impuestos por nuestros compañeros de planeta, los hombres, basados en sus deseos y gustos.

No hace mucho de todo eso. De hecho seguimos prácticamente igual. ¿No me crees? Abre los ojos, y mira a tu alrededor. Te harán creer que necesitas cosas para ser (dudosamente) más bella. Delgada. Joven. ¿Dónde se ha visto una presentadora de más de cincuenta años o gorda en el telediario? En cambio, ¿qué pasa con Piqueras? Dios me lo proteja siempre, no me malinterpretéis, un gran profesional buscando solución al problema de alopecia. Pero, claramente un ejemplo de doble rasero.

 

¿Porqué se nos sigue atribuyendo sensibilidad y tranquilidad a nosotras?

Estoy harta de escuchar conversaciones en las que una mujer revela que va a ser madre, al preguntarle el género del futuro bebé, expresa con orgullo que niña.

- Oh mucho mejor, más tranquilita, eso si, ten cuidado en la adolescencia, no sea que te llegue preñada a casa.

¿Habéis escuchado la conversación a la inversa?

- Estoy embarazada, va a ser niño.

- Oh, que suerte, los niños son más tranquilitos. Eso si, ten cuidado en la adolescencia no sea que embarace a una chica.

Siempre he pensado que la verdadera riqueza de un país está en la educación.

Si hay educación habrá respeto. Si en la infancia se nos enseñara una correcta educación sexual, habría menos embarazos no deseados, menos represión y más relaciones sexuales plenas.

Si hubiera educación, nadie le gritaría nunca a una mujer “Puta” por llevar puesta una falda corta.

Tampoco se cuestionaría en un juicio, la conducta o estilo de vida de una mujer que ha sufrido una violación.

Se entendería sobradamente que todo ser humano es libre, lo cual incluye a la mujer, y por ello es libre de romper una relación sin que su expareja la asesine por creerla de su propiedad.

Educación pasa por todo, por los partidos políticos que votamos, por los programas de televisión que vemos, por el lenguaje que usamos.

- Pero, ¿iba sola?

- Es que… ¡Van pidiendo asesinos a gritos!

Hace unos días, Oprah Winfrey agarró un micro y nos emocionó a todxs con su discurso para los Golden Globes. Gritó ante todo el mundo que un nuevo día está en el horizonte.

Solo hay un camino. Eduquemos, luchemos y alcemos la voz juntas. La lucha será feminista o no será, hermanas.

 

                                                                                                                                                                      Colaboradora: @andreagoodhair

 

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: elojocondientes.com