Diamar: ‘Si recortas en gastos para cultura, no crecemos como sociedad’

 1835
Por Q noviembre 13, 2017  más artículos

 

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el próximo 17 de noviembre a las 22:30h en la sala Olvido de Madrid, la cantante DiaMar presentará Raíces, un nuevo proyecto dedicado íntegramente a la mujer. En él, la artista ha explorado los orígenes de la canción de autor en el plano femenino, centrándose en mujeres hispanohablantes del siglo XX. Un homenaje al origen de su música de la mano de temas de autoras como Violeta Parra, Eladia Blázquez o Teresita Fernández.

 

  Diamar

DiaMar presenta "Raíces", su nuevo proyecto que gira alrededor de mujeres cantantes y compositoras del siglo XX de Sudamérica, CentroAmérica y España que confluyen en el escenario en forma de versiones estilo folk adornadas sutilmente con tintes jazz y flamenco.

 

Son temas, como dice la propia autora en el vídeo, con mucha personalidad, muy arraigados, de la madre tierra. En el proyecto canta ella y le acompañan Carlos Murillo a la guitarra (creador de las versiones), Óscar Fernández al bajo y al contrabajo, y Víctor Aceituna a la percusión. 

 

 

Y cuando te interesas por Diamar y la conoces un poquito más, vas escuchando sus temas, vas entrando en su mundo, en su voz y en sus raíces, a las que nos transporta esta canaria de nacimiento en canciones como "Le prometí a la luna", con melodías que rápidamente entran en nuestra cabeza y nos traen escenas que regresan a nuestra memoria. 

 

“Una mujer con voz es por definición una mujer fuerte. Pero la búsqueda para encontrar esa voz puede ser muy difícil”, Melinda Gates.

 

Y esa voz pertenece a ella, Diamar, titulada superior de música en la especialidad de piano por el Conservatorio Superior de Música de Canarias, quien ha recorrido la geografía española formándose con grandes profesionales como Luziana Souza, Celia Mur. Daniel Flors, Féliz Santos, Astrid Crone, Olga Román, y ha desarrollado un lenguaje propio con influencias del jazz. En 2014, ve la luz "Vente conmigo", su primer trabajo discográfico y, desde entonces, compagina su carrera musical con la docencia en diferentes Escuelas de Música y Conservatorios de la Comunidad de Madrid, a la vez que continúa su formación en la voz con Mónica Benito.

 

Hemos podido hablar con Diamar antes de presentar su nuevo proyecto y le hemos hecho algunas preguntas para conocerla mejor:  

 

  • Diamar, sabemos que eres canaria, docente de música y, desde 2014, cantante. Pero, ¿qué más puedes decirnos de quién es realmente Diamar? 

D: Nací en Las Palmas pero tengo sangre andaluza y canaria a partes iguales. Realmente no sé de dónde me viene a mí esta faceta de artista… jaja. Bueno sí, miento, mi abuela Catalina siempre decía que Ruperto Chapí era primo de mi tatarabuelo, así que igual algo me ha tocado. Y cuando oigo cantar a mi abuela Pili, que todavía vive, se me ponen los pelos de punta de lo bonito que lo hace con 94 años.

Yo quería ser ingeniera aeronáutica, hasta que un día pensé: "Pero, ¿dónde vas?", si no se te dan bien las matemáticas… jaja y empecé a pensar que podía ser música. Desde pequeña tocaba el piano. Un día vi un gran piano de cola en la tele y le dije a mi padre: "Papá, yo quiero tocar eso", y al poco tiempo, había un piano en casa. Todavía tengo mi Petrof en casa. Está viejito ya, pero no me quiero deshacer de él, además no me cabe en casa un piano de cola… jaja.

 

  • ¿Cuándo te decidiste por cantar y mostrárselo al mundo de forma profesional?

D: Pues esto se lleva gestando desde mucho antes del 2014, había cantado de una forma u otra temas de jazz, temas propios en diferentes salas, bodas... De pequeña también era muy payasa y bailaba y cantaba con mi madre canciones de Spandau Ballet. Pero realmente cuando dí el salto fue, en 2013, cuando dejé mi trabajo estable como profesora de piano y decidí saltarme al vacío, luchar por mis sueños e incorporar la voz a mi trabajo como artista. Pasé del mundo clásico al moderno y fue un batacazo para mí, yo llevaba dedicándome al mundo clásico desde los ocho años!...son dos mundos muy diferentes conectados por un mismo objetivo. Los clásicos tenemos mucho que aprender de los modernos y al revés. Decidí arremangarme y trabajar la voz de una manera más profesional, ya que al hacer piano clásico, nunca pensé hacer canto clásico, cosa que me hubiera encantado, la verdad.  

De todas formas, no me gusta que me llamen solo cantante, porque también soy compositora de canciones, que yo diría que es lo que más me gusta, y pianista. Soy esas tres cosas. Un 3 en 1, jaja

 

  • ¿Qué puedes contarnos de la Industria de la Música? ¿Es fácil hacerse un hueco en este mundo? ¿Qué impedimentos te has encontrado en tu camino? 

D: Me he encontrado con personas muy bonitas que me han ayudado mucho y me han apoyado en esta industria tan difícil y lo siguen haciendo. Con lo cual, es una suerte tener un hombro al que arrimarse cuando uno está más decaído o lo ve todo más oscuro. Yo, por ahora, no me he encontrado ningún impedimento, quiero decir, tú vas haciendo tu trabajo, desde un lugar honesto, humilde, y no hay nadie que me haya dicho hasta ahora, niña, dedícate a otra cosa. (Tampoco le haría caso si llegara el momento, jaja). El Arte se manifiesta de maneras muy distintas y eso es lo maravilloso y todos tenemos derecho a expresar nuestra forma de sentir y ver el mundo.

Otra cosa es hacerse un hueco. Tiene mucho que ver con el éxito también. El reconocimiento del público, el éxito exterior. Eso ya es más difícil. Hay mucha gente, muchas bandas, muchos solistas, muchos creadores de canciones, todos, intentando hacerse un hueco.

No es difícil, por todos los que somos, es estupendo que haya tanta gente trabajando por hacer buena música en este país. Es difícil porque la misma industria de la música, los que están más arriba, buscan prototipos que vayan según tendencia, que hagan que les puedan llenar locales, festivales y ahí es dónde se pierde mucha gente magnífica que no puede acceder a ciertos sitios, ¿por qué? Porque no son tendencia o no entran en el prototipo. Me parece injusto. Afortunadamente, hay otro tipo de gente que lucha porque los músicos tengamos cabida en cualquier espacio y que apoya los discos independientes, como el mío. 

 

  • Tu música tiene como objetivo principal el empoderamiento de la mujer y su visibilización. Además, presentas tu nuevo proyecto en relación con el Día Internacional en contra de la Violencia de Género. ¿Te toca de lleno este tema? ¿Qué le dirías a las mujeres que la sufren, al gobierno que no pone todos los remedios que pudiera y a toda la sociedad? 

D: Me toca de lleno porque soy mujer, me toca de lleno porque la violencia de género es un problema mundial. Es un problema de todos, no solo de las mujeres. Los hombres también deben concienciarse. Mujeres y hombres, todos juntos. Creo que la sociedad tiene una labor ardua y laboriosa que tiene que empezar desde abajo, desde los más pequeños, con campañas escolares, talleres, etc. Hay que concienciar a los niños desde que son pequeños, padres y madres. La educación es muy importante para crear una sociedad de respeto hacia la mujer.

A las mujeres les diría, lo que dice una de las canciones que he compuesto especialmente para este proyecto:

Mujer, lucha sin tregua,
mujer no desfallezcas,
queda mucho por hacer,
mujer no te detengas.

 

D: Pues la próxima parada es el 25 de Noviembre en el Centro Cultural de Tetuán a las 19h, el 2 de Diciembre en Llíria, (Valencia) y el 14 de Diciembre en la Fundación Amyc en Aravaca.

Estoy luchando porque "Raíces" llegue al "Ellas Crean" de Madrid en Marzo, pero ya sabemos que Madrid es un hervidero de propuestas culturales, así que no sé si podrán seleccionar el proyecto. 

Por lo demás, espero que "Raíces" en el 2018 pueda seguir escuchándose y podamos llevar la fuerza de todas las mujeres creadoras que incluyo en el proyecto, a muchos lugares y que ayude a dar voz a todas las mujeres.

 

 

  • Las mujeres sufrimos más a menudo de lo que podríamos pensar episodios de abusos machistas de menor o mayor magnitud (abusos todos que no debemos dejar pasar) y el testimonio de mujeres que tienen voz se hace más imprescindible que nunca para identificar estos abusos. Como pregunta obligada, ¿te has sentido acosada o has sido directamente abusada en tu vida profesional o personal? 

D: De momento no me he sentido acosada, ni profesionalmente ni personalmente. Sí que he tenido casos alrededor que te tocan más de cerca. Estar en la piel de todas esas mujeres que sufren acoso debe ser muy duro y me sigue pareciendo horroroso que no hayamos evolucionado nada en este aspecto. Todas debemos responsabilizarnos de todas. Es importante apoyarnos y sentir que estamos juntas.

 

  • Y hablando de todo un poco, ¿qué opinas del tema "Cultura" en este país? ¿La poca visibilización de los artistas emergentes así como las pocas ayudas para conseguirlo?

D: Pues, como decía antes, menos mal que existe gente que ayuda a crear discos independientes, otros que te dan opción a tocar en sus salas y, sobre todo, la sociedad, que se vuelca mucho también, el crowfounding, etc.

En cuanto a la cultura en general, queda mucho por hacer, aparte de músicos, también tengo amig@s que se dedican al mundo del teatro y, al estar en contacto con Conservatorios de Danza haciendo sustituciones, he podido ver de cerca estas disciplinas y es igual de difícil para todos, al igual que las artes plásticas.

Todo lo que signifique un mínimo de creación a España le queda mucho que evolucionar. ¡Hace sesenta años se quemaban libros! El gobierno es el que tiene que hacerse cargo, artistas hay y muy buenos. Si recortas en gastos para cultura, no crecemos como sociedad.

 

  • ¿Qué esperas del futuro? ¿Qué es lo que más te preocupa y lo que más te anima a continuar?

D: Pues me preocupan muchas cosas, el ártico se derrite, las guerras continúan, se  extinguen especies, estamos en una época muy convulsa. Ya llevamos mucho tiempo que vivimos acelerados en nuestras vidas, el tiempo corre y no paramos. No nos paramos a pensar qué estamos haciendo y cuánto daño estamos haciendo al mundo en general. Me preocupa la conciencia, la poca conciencia de las personas, me incluyo. Me anima a continuar que existen seres capaces de transformar el mundo, porque no hemos venido a este mundo para existir y ya está. Hay que ponerse a trabajar para hacer de este un mundo mejor.

 

  • Por último, ¿a qué pregunta te hubiera gustado responder y no se te ha brindado la oportunidad todavía?

Pues me hubiera gustado responder a: ¿Sabrías vivir sin ser artista? Y te respondería: Por complicado y duro que parezca... ¡Es un regalo para mi alma! No, no sé hacer otra cosa.

 

  Diamar

 

Muchas gracias por tu tiempo, Diamar, deseamos que consigas muchos logros y que, sobre todo, seas muy muy feliz en todo lo que hagas, vivas y sientas.

 

 

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: Diamar