20 situaciones en la vida que siembran sueños en ti

 3501
Por Q diciembre 1, 2016  más artículos

 

Todos hemos tenido experiencias inspiradoras que, de tan profundo que te calan, siembran en ti grandes sueños. Estos eventos son los que nos mueven a hacer cambios radicales en nuestra vida, nos hacen transportarnos en un momento al futuro donde todo es distinto gracias a las cosas que nos marcaron. Aquí te traemos 20 momentos que seguramente te inspirarían a dar un giro a tu vida y a luchar por un nuevo sueño.

 

1. Quedarte despierta hasta el amanecer

 

Cuando te quedas despierta hasta que vuelve a salir el sol, sientes cómo la tierra se renueva, y te vuelves parte de ese proceso. A pesar del sueño, puedes decir, ¿por qué no?

 

2. Dormir bajo las estrellas

 

No hay momento en el que te sientas tan grande y tan pequeña a la vez que cuando duermes bajo las estrellas. Luego piensas en su inmensidad y cómo debes hacer para lograr brillar como una.

 

3. Descubrir de pronto al amor de tu vida

Cuando ves a esa persona que, de pronto, sin ninguna razón aparente, mueve todo dentro de ti y, en un solo instante, lo único que quieres es estar con él/ella. A partir de entonces, empiezas a imaginar tu vida a su lado... y ¡hasta vuestros hijxs!

 

4. Contemplar a tus hijxs

Contemplarlos, ver su inocencia y sentir el amor, inmediatamente te hace querer darles la mejor vida posible. Todas estas emociones te despiertan muchas ideas y deseos para convertirte en quien quieres realmente ser y darles un ejemplo a seguir de verdad.

 

5. Conocer a tu ídolo

Todos admiramos a un músico, a una estrella de cine, un escritor, o cualquier otro tipo de persona. Cuando lo/a conoces, descubres que también son personas que sufren, lloran, ríen, comen, gritan y hacen cosas como tú. Ahí es cuando te decides a seguir sus pasos.

 

6. Ver una obra de teatro

Una obra de teatro te puede marcar para siempre. El aura que envuelve el teatro, la complicidad entre el público y los actores. Ahí podrías desear convertirte en un actor o actriz y dejar de vivir solo una vida para vivir muchas más.

 

7. Descubrir nueva música

Algunos de los grandes músicos no sabían a qué querían dedicarse, pero fue una canción la que les hizo decidirse por seguir este camino. Por eso, siempre hay que estar en búsqueda de nuestros nuevos acordes favoritos.

 

8. Hacer un viaje con amig@s

Cuando viajas en carretera con tus amig@s no existe nada más que el espíritu de aventura. Un roadtrip te hace pensar en tus límites, en que las cosas se acaban hasta donde tú quieras llegar.

 

9. Escuchar historias de tus padres y abuelos

Nuestros mayores tienen muchas historias, algunas de triunfo, otras de derrota, pero están ahí como monumentos vivientes. Algunas te inspirarán, otras te enseñarán cosas que debes evitar.

 

10. Leer una gran novela

Tal vez nunca habías pensado en escribir un libro, pero una gran novela te puede animar a escribir y quién sabe, ¡podrías convertirte en el próximo premio Nobel!

 

11. Ir "solo a mirar"

Ir "de escaparates" te puede llevar a imaginarte cómo te verías con ese traje, o con esos zapatos, te hace pensar en lo que harías para conseguirlos y en qué ocasión los usarías.

 

12. Emborracharte

Puede sonar raro, pero... Aunque te digan que es malo, una buena borrachera de vez en cuando te puede ayudar a acomodar ciertas ideas que no sabías cómo resolver en tu cabeza. En primer lugar, el calor de unas copas te puede ayudar a tomar decisiones que no tomarías en ningún momento (pero, eso sí, ¡no conduzcas!) y, en segundo lugar, al día siguiente, en medio de una difícil resaca, es muy fácil distinguir lo que no se quiere y surge la claridad de lo que quieres cambiar. ¡Salud!

 

13. Ver tus fotos de cuando eras niñ@

Te hace recordar qué pensabas cuando eras niñ@. ¿Lograste lo que querías? Es un buen ejercicio para volver a soñar y dejar volar la imaginación.

 

14. Adoptar una mascota

No sabías que querías una mascota hasta que viste los ojos de ese adorable perrito o de ese lindo gatito. Imaginarte en el tiempo con un compañero peludo a tu lado, disfrutando de tu tiempo libre de su compañía, puede ser una imagen reveladora de una vida tranquila y en paz.

 

15. Visitar a un vidente 

No importa si crees o no en esas cosas, el ambiente místico te llena de imágenes la cabeza, el hecho de pensar que alguien nos pueda revelar algún dato sobre nuestro futuro, sobre adónde dirigirnos, qué paso dar. Nos gusta fantasear con la idea de que lleve razón o realmente sepa qué nos va a pasar. El futuro en nuestras manos y nuestro dinero en su bolsillo. ¡Eso, 100% asegurado! Pero, ¿cuánto de verdad puede haber en ello? Soñemos...

 

16. Una ruptura amorosa

Sientes que tu mundo se desmorona, pero tienes que ponerte a pensar en lo que harás después. La vida no se trata solo de momentos felices, esos periodos de tristeza te ayudarán a poner todo en mejor perspectiva. ¿Qué es lo que quieres? ¿Por qué falló tu relación? ¿Era lo que necesitabas? ¡Una vez te recuperes del golpe, podrás volver a ilusionarte mil veces más con el amor si quieres!

 

17. Ir a tu estadio a ver a tu equipo favorito

Cuando tu equipo juega, la incertidumbre está a la orden del día, en eso se parece a la vida. Pero, las cosas se resuelven, ver a tu equipo jugar puede darte ánimos para lograr tus objetivos o dejarlo todo y perseguir a tu futbolista preferid@.

 

18. Una gran decepción amistosa

Llega el día en el que a la que considerabas tu "BFF" destruye todo aquello que teníais por culpa de agentes externos más beneficiosos para ella. Entonces, en ese momento, tu amistad parece no contar en absoluto y te das cuenta de que "tu amiga" llevaba la palabra "conveniencia" bajo el maquillaje de su frente. En otras ocasiones, solo se debe a que una o las dos partes se han terminado dando cuenta de que no encajan del todo y la amistad tan profunda que parecía haberse forjado, se desvanece rápidamente cuando la emoción se calma. Bueno, no pasa nada, conocerás a muchas más personas que te aportarán muchísimo en tu vida. Sigue confiando en la gente y, como en el amor, esperemos que te enamorares de la amistad y de los buenos amigos. Lo bueno es que algunos sí que son para siempre.

 

19. Ganar un premio 

Ganar un día un premio en algún concurso, un premio en la lotería o un sorteo por tu red social favorita, te alegra el día y te proporciona la gloriosa frase de: "Nunca me había tocado nada hasta hoy". Nunca digas nunca e ilusiónate con ganar siempre en tu vida, son muchos los premios que pasan a diario a tu alrededor. Solo tienes que ir a buscarlos y reconocer su valía.

 

20. Viajar

Cuando conoces otras ciudades, te enamoras de ellas, te dan ganas de conocerlas en profundidad y, tal vez, de vivir ahí. Te ilusionas con conocer nuevos países y nuevas culturas, de adentrarte en sus calles y en sus historias, de aprender idiomas y, en definitiva, de crecer.

 

¡A Soñar!

 

Foto de portada: We heart it