Siempre tuya

 3350
Por Irlot noviembre 25, 2016  más artículos

 

“Te amo”, dos palabras que encierran mucho, dos palabras con las que me encerraste. 

“Mía”, una única palabra con la que me marcaste.

 

Recuerdo cuando aún tus abrazos no eran cuchillos, cuando las violetas que me regalabas no eran del mismo color que mis párpados; y mis labios, ahora partidos, te besaban con ternura. 

Pero te fueron creciendo los colmillos, y poco a poco te transformabas, sin más lunas llenas que tus pupilas, que llenas de furia me miraban mientras tus garras hacían mella en mi piel, y yo, con las comisuras cosidas, intentaba pedir ayuda a los oídos sordos que me rodeaban. 

A una sociedad marchita, una sociedad machista, donde todas las sonrisas que se mostraban ante mis ojos encerraban incisivos e ideas, encerraban a otros labios partidos como los míos.

Bocas que gritaban lo que teníamos que hacer, lo que decir y cómo vestir; una dictadura en la que tú y los que son como tú gobernaban nuestros cuerpos, nuestros pensamientos y nuestros latidos...  

Y las lágrimas que se derraman cada día, invisibles, junto con los gritos mudos que ruegan auxilio, están uniéndose, forjando una espada para romper nuestras cadenas, ya gastadas y oxidadas que hemos llevado tantos años... 

Y, tú que me robaste la vida, amor, ojalá pudiera volver atrás, forzar todas las agujas de todos los relojes del mundo, y volver antes de que los barrotes de la celda te rodearan, antes de marcar el 016, antes de casarme contigo, antes de enamorarme de ti, y no escuchar así el “ Te amo” que incluso hoy, me encierra

 

Siempre tuya.

 

 

¡Si te ha llegado esta emotiva carta, si crees que compartiendo la gente se sensibilizará... ¡No lo dudes, comparte y danos like!

Foto de portada: we heart it