Usa las redes para crecer

 1700
Por Q noviembre 8, 2016  más artículos

 

Tod@s, prácticamente tod@s, nos movemos en la multitud de redes sociales que invanden nuestros smartphones a diario, crecen y se reproducen continuamente y nosotr@s ya no damos a basto para actualizar todos nuestros perfiles.

Pero, ¿es necesario actualizar todo, compartir todo, comentar todo? Si fuera necesario y lo lleváramos al día como muchas otras responsabilidades que tenemos en nuestra vida, necesitaríamos más de 24 horas para llevarlo a cabo o, como opción alternativa, dejar de lado las cosas importantes dándole prioridad a otras que no lo son tanto.

 

Y, efectivamente, esto es lo que ocurre. Ofrecemos nuestra vida, la mostramos en todas sus facetas para sentirnos apreciad@s, querid@s, admirad@s por nuestra fantástica puesta en escena. Pues no es otra cosa que eso, un teatro de lo que realmente somos para sentirnos así mejor con nosotr@s mism@s y con nuestra baja autoestima.

 

El problema está cuando hacemos de ese teatro un género esperpéntico, hasta el punto de mostrar toda nuestra intimidad, cuando creemos que nuestra vida no es tan importante como para que alguien pueda atentar en nuestra contra. El problema está en que nunca se sabe de quién puedes llegar a ser víctima al otro lado de tu smartphone.

 

Si trabajas con las redes sociales, entenderemos tu pasión por mostrar lo mejor de ti, pero hasta l@s famos@s se cuidan de lo que publican (ell@s mejor que nadie). ¿A quién le interesa lo que te has gastado en ropa o dónde estás tomando un café? Pues, probablemente, a la persona con quien lo tomas o con quien compartes la cuenta corriente, a nadie más. 

 

Es un hecho de que vivimos en una era tecnológica a la que no podemos cortar las alas, pues el desarrollo nos lleva cada día más lejos y con más opciones para comunicarnos a través de la red, que nos hemos hecho a ella y que es nuestra forma de exposición al mundo. Si no tienes Facebook, Snapchat o Instagram, ¿quién eres? Si no tienes identidad digital, directamente no existes. 

Entonces, ¿qué podemos hacer? Es más sencillo de lo que parece. No publiques toda tu vida, cómo te sientes, dónde vas o de dónde vienes, la ubicación exacta, tu dirección, tus aficiones diarias, en definitiva, tu vida entera al alcance de la mano de TODO el mundo, y cuando decimos TODO nos referimos a esos "amigos" de las redes que nos siguen, que nos dan likes y que ven todo nuestro contenido expuesto. Esos "amigos" que no siempre lo son y no van con buenas intenciones.  

Surge el odio, las envidias, el rencor, todas las sensaciones negativas que un día Pandora liberó de su caja y la lió parda. Esas sensaciones que invaden también nuestras redes. No todo es amor, también los malos comentarios, las malas publicaciones, etc. pueden hacer mucho más daño a través de la red que cara a cara y hundir a la persona que los recibe. 

 

El problema está en que existen personas incívicas que hacen daño de forma gratuita y que se meten en la vida de los demás sin llegar a concebir que, si fuese al contrario y ellos sintieran lo mismo que sienten sus agredidos, no les haría ninguna gracia. No se trata de que eliminemos nuestras cuentas y nos cerremos al mundo del progreso y la tecnología. Vuelve a ser mucho más sencillo... Aprendamos a utilizar las redes, a disfrutarlas, a guardar recuerdos y compartirlos con los nuestros, a crear un bonito álbum de nuestras fotos y de nuestros momentos especiales, una plataforma también para compartir ideas, pasiones, curiosidades y valores, algo con lo que hacer crecer esta sociedad en progreso.  

Si un perfil no te gusta, elimínalo, no lo critiques o censures, si un "amig@" de la red no te aporta nada, elimínal@, no atentes contra él/ella si no comparte tus mismos ideales. En definitiva, ¡VIVE Y DEJA VIVIR!

 

Conoce gente, para eso están las redes, para encontrar a gente con tus mismos gustos alrededor del mundo. La tecnología es crecimiento y conocimiento en todos los sentidos. ¡Conoce y crece! ¡Crece en experiencias, en vivencias y buen rollo! 

 

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres (y a cambiar el mundo de paso), compartir este post debes!   

Foto de portada: pinterest