A(r)marnos

 10693
Por Editorial septiembre 15, 2020  más artículos

 

 

Amarnos a nosotras y a aquellas, es un reto, más a nosotras que nos vivimos comparando con aquellas, y también a aquellas que viven compitiendo con nosotras.

Amarnos, no solo nuestro cuerpo, amar nuestro espíritu y defenderlo, también es un reto.

Es un reto por aquellas que vivieron ocultas y sometidas, es un reto para aquellas que vivieron estereotipadas por todos, es un reto para aquellas que vivieron humilladas, es un reto para las que vivieron maltratadas.

Es un reto para nosotras.

Un reto para la mujer.

Es un reto gritar.

Es un reto escuchar a aquellas que están gritando.

Es un reto que solo nosotras nos escuchemos y que nadie más.

Por eso, mujeres, hay que amarnos y, posteriormente, armarnos.

Armarnos para liberarnos. Armarnos para que no sea necesario ser escuchadas, porque ya no habrá nada que gritar.

Amar nuestra lucha, y armarla por tantas que no nos acompañan.

Armar la pelea y los gritos, las banderas y el aerosol. Armar un bolso, donde llevo cargada la bronca acumulada, las lágrimas derramadas, y mis compañeras enterradas.

Por eso, mujeres, tenemos que amarnos, amar nuestra lucha, amar nuestras peleas, nuestros llantos y nuestros gritos.

Amar lo que logramos y armar lo próximo que vamos a lograr.

Armarnos.

Cada pieza, cada lágrima, armar mi cuerpo lastimado, armar mis gritos desconsolados, armar lo que fui, y amar en lo que me voy a convertir.

Armar lo que, luego de tanta lucha, vamos a amar.»

 

Texto de @luu_marcouxxd

 

 

Foto de portada: