Felicidades a las escritoras rebeldes y transgresoras

 3726
Por Q octubre 15, 2018  más artículos

 

El 15 de octubre se celebra en el Día de las Escritoras, un acto concebido para recordar el legado cultural de las escritoras del ámbito hispánico e hispanoamericano y las dificultades que en el pasado impidieron un justo desarrollo y reconocimiento a su labor.


La periodista y escritora Joana Bonet es la comisaria para esta tercera edición de 2018, la autora del manifiesto publicado por el Ministerio de Cultura y Deporte, junto a la Biblioteca Nacional de España (BNE). El tema elegido este año es Rebeldes y transgresoras:

«La necesidad de rebelarse contra el sometimiento intelectual y la denuncia por ser y verse consideradas como ciudadanas de segunda cruza la obra de muchas escritoras -poetas, novelistas, dramaturgas, ensayistas- fomentando un nuevo orden social más justo y equitativo»

 

«Hasta el Romanticismo, las mujeres solo podían escribir si eran monjas o nobles. Únicamente desde la virtud o el poder se contrarrestaba dicha anomalía de su conducta. Las primeras corrientes de emancipación hicieron posible que algunas féminas de clase media iniciaran una carrera literaria y que incluso aspirasen a premios. “¿Cómo creer que ellas pudieran escribir tales cosas?”, se pregunta Rosalía de Castro en un artículo de 1856, Las literatas, que recogemos en esta antología; mujeres a quien, asegura, “los hombres miran peor que mirarían al diablo”.

Su techo, entonces, no era de cristal, sino de durísima roca silícea. Algunas buscaban ocultarse tras un pseudónimo masculino, la mayoría trataba de no llamar la atención, vigilando no publicar de seguido en la misma provincia. Escribir significaba arriesgarse, pero la suya era vocación indómita, casi religiosa. A la poeta gallega Teresa Juana Juego, su novio le disparó cuatro tiros por haberse atrevido a publicar. Creyéndola muerta, él se suicidó. Juego sobrevivió, pero quemaría casi toda su obra y no volvería a escribir

Durante siglos fueron silenciadas, desdeñadas, subestimadas, eclipsadas, pero hoy, desde la Biblioteca Nacional y desde muchas ciudades españolas y latinoamericanas que secundan esta iniciativa, leemos fragmentos de sus obras, pronunciamos alto su nombre y grabamos su memoria en la nuestra, pioneras en tiempos borrosos que abrieron claros de luz.

En el manifiesto de las escritoras podemos encontrar la referencia a Ángela Figuera Aymerich (Bilbao, 1902 - Madrid, 1984), escritora española, considerada una de las principales figuras de la denominada poesía desarraigada de la Primera Generación de Postguerra española. De ellla se recogen estos versos que resumen la inseguridad proyectada en las mujeres durante siglos:

“¿Qué vale una mujer? ¿Para qué sirve

una mujer viviendo en puro grito?

¿Qué puede una mujer en la riada

donde naufragan tanto superhombres

y van desmoronándose las frentes

alzadas como diques orgullosos

cuando las aguas discurrían lentas?

¿Qué puedo yo con estos pies de arcilla

rodando las provincias del pecado,

trepando por las dunas, resbalándome

por todos los prblemas sin remedio?”

También nos podemos encontrar en dicho manifiesto, unas palabras de Filomena Dato (Orense, 1856 - La Coruña, 1926), escritora gallega que se unió a movimientos de reivindicación de la cultura gallega y de liberación de la estigmatización de la mujer. Una oda a la fortaleza, al ingenio y la sabiduría que han detentado generaciones y generaciones de mujeres escritoras, a pesar de todo:

“Las mujeres fueron sin duda

de clarísimo talento,

que divinizaría

la admiración y el tiempo.

Y este, una innegable señal

de que las mujeres tuvieron

siempre voluntar de saber

y demostraron ingenio.

cientos de mujeres sabias

pueden ponerse de ejemplo”

Si quieres saber más de las actividades que se llevarán a cabo en distintos puntos de nuestro país, sigue los hashtag #HojasPerennes y #DíadelasEscritoras.

 

«Este día está dedicado especialmente a la insumisión intelectual de aquellas autoras REBELDES y TRANSGRESORAS que remaron a contracorriente, y en diferentes épocas y circunstancias cuestionaron el orden que les era impuesto desde la ficción, la poesía o el ensayo. Su aportación fue tremendamente valiosa: hallaron palabras nunca dichas y vertebraron una senda donde la libertad ondeaba y transcendía cualquier bandera.»

 

¡No te vayas sin leer el manifiesto de las escritoras completo!

 

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: twitter