¿Con qué feminismo te identificas más?

 2757
Por QyFem diciembre 2, 2017  más artículos

 

Q: Hola, nos presentamos, Yo soy Q.

Fem: Yo, Fem.

Q: Vamos a contaros cómo entendemos el feminismo.

Fem: Y nuestra evolución dentro de este movimiento.   

Q: Para ello, os vamos a empezar hablando de las olas del feminismo.

Fem: Existen tres olas del feminismo.

Q: La primera ola se desarrolló a finales del siglo XIX y principios del XX, y se centraba en la lucha por el derecho al voto de la mujer y la igualdad económica y legislativa.

Fem: Esta ola se relaciona con el feminismo liberal.

Q: Una segunda ola del feminismo aparece en los años 60, centrada en atacar la raíz del problema, un sistema histórico de opresión económica, política y cultural llamado patriarcado.

Fem: Esta ola se relaciona con el feminismo radical.

Q: La tercera ola nace en los años 90 y es en la que nos encontramos actualmente, más centrada en la libertad de género y en la denuncia de la cosificación de la mujer.

Fem: Es aquí donde surgen nuevas ramas del feminismo, además de la liberal y la radical.

P: Pues en esta ola se pretende en parte arreglar errores del pasado como que la segunda ola solo se centraba en la mujer, blanca y occidental.

Fem: El feminismo interseccional defiende que no se pueden tratar cuestiones de género, raza y otras categorías sociales de forma aislada, pues están todas interrelacionadas entre sí.

Q: El transfeminismo choca directamente con el feminismo radical, el cual considera que las mujeres trans no son realmente mujeres, sino hombres que quieren entrar en los espacios feministas.

Fem: Dentro del Transfeminismo también podemos ver la división entre liberal y radical: El liberal se centra en la teoría Queer (de lo extraño), que busca la aceptación de todos los géneros biológicos fuera del binario hombre-mujer (fuera de la normatividad y de los estereotipos).

Q: El transfeminismo radical, en cambio, es consciente de la realidad social en la que vivimos y asume el cis sexismo (la mujer tiene vagina y el hombre tiene pene).

Fem: Y esto puede relacionarse con la transfobia si representamos a las mujeres por nuestro sexo biológico, visibilizando el “coño” básicamente, de ahí que a las feministas radicales que excluyen a las mujeres trans se las denomina TERF (Feminista Radical TransExclusivista).

Q: Llegadas a este punto, habiendo puesto sobre la mesa los principales feminismos, seguimos sin escudarnos en uno únicamente.

Fem: En parte estamos de acuerdo con muchas teorías del feminismo neoliberal y perseguimos la igualdad-equidad en esta sociedad en la que tristemente vivimos.

Q: Pero, en parte también, apoyamos la lucha más radical en cuanto a temas como prostitución y vientres de alquiler.

Fem: Sí, pero también apoyamos la diversidad de géneros.

Q: Y así otros tantos “pero también”

Fem: Al final, todo se trata de lo mismo, acabar con el enemigo común: el machismo y la raíz del mismo, el patriarcado. Hasta aquí, todas y todos deberíamos estar de acuerdo por muchos peros que haya en el camino.

Q: Vale, pero somos mujeres, blancas, occidentales...

Fem: Nos ha tocado, no lo hemos elegido.

Q: Y eso, inevitablemente, nos condiciona en todos los aspectos de nuestro día a día.

Fem: No pretendemos liderar la lucha feminista, solo acercar a esta lucha que es de todos y todas a todo el mundo, a todas las personas que quieran acabar con el opresor común.

Q: Por ello, a veces visibilizamos nuestro aparato reproductor (coño) porque no dejamos de ser mujeres, y nos enorgullecemos de ello, sin pretender invisibilizar la lucha de las compas trans.

Fem: Para llegar aquí hay que ser conscientes de los fallos, rectificar, y seguir adelante con la lucha, sin tapar una lucha en favor de otra.

Q: Exacto. Todas pueden ser válidas sin discriminación. Todas pueden sumar y hacernos aprender paso a paso.

Fem: Sí, porque al final, por ser mujeres blancas occidentales cometemos el error de considerar nuestro feminismo el mejor, asumiendo que el radical es el único.

Q:  Y no, en el fondo, no lo es. El feminismo, como hemos visto, tiene muchas vertientes, nosotras podemos entrar en alguna, otras veces en otras. Se trata pues al final de enmendar errores e intentar llegar a la unión entre toda la sociedad. Arreglar los fallos de la segunda entendiendo el contexto histórico y socio-cultural que nos ha tocado vivir.

Fem: Aquí nuestro lema queda que ni pintao: Sumar en lugar de enfrentar.

Q: La lucha feminista tiene un recorrido histórico que urge dar a conocer, un recorrido que nos ha abierto puertas a una nueva sociedad y que lo sigue haciendo.

Fem: Y ahora vivimos un momento en el que debemos cuestionarlo todo, los movimientos anteriores, los cambios que llegan por nuevos descubrimientos, nuevos estudios...

Q: Nosotras lo vemos de la siguiente manera:

Fem: La sociedad machista nos anula a todos, crea conflictos, violencia, odio, discriminación. La sociedad cispatriarcal (dentro del rol binario hombre- mujer) nos limita como seres humanos.

Q:¿Qué hacemos, pues?

Fem: Pues, lo primero, ser conscientes de todas las actitudes machistas que perpetúan al patriarcado. Informar a toda la sociedad, no solo a una parte que ya lo tiene claro.

Q: O sea, tenemos que llegar a los que alimentan esa sociedad machista, la mayoría de las veces, por desconocimiento, porque viven en ella cada día y sigue perpetuándose a través de la educación, los medios de comunicación, la publicidad.

Fem: Así es. Entonces, la manera de empezar a ver cambios en esta sociedad no es centrarnos en la bonita utopía que es que somos libres de ir por la calle a la hora que queramos, que somos libres de tener relaciones con las personas que queramos, y muchas cosas más.

Q: Es ser conscientes de que vivimos en una sociedad machista que debemos cambiar, pero que el cambio lleva su tiempo y no se puede empezar por el tejado. Primero tienen que llegar a verlo todos.

Fem: Mientras conseguimos avanzar como sociedad, no estaría mal que nos dejaran de matar, de violar y de abusar de nosotras en todos los ámbitos.

Q: No estaría mal que dejaran de cosificarnos y tratarnos como objetos para el consumo de los hombres.

Fem No estaría mal que nos dejaran de explotar laboralmente.

Q: No estaría mal que nos dejaran de maltratar y tratar como una posesión.

Fem: Todo ello, y mucho más que es lo básico que pedimos para vivir en sociedad, se debe reflejar desde la educación, la educación en las escuelas, en la familia, en los medios.

Q: Una representación pública y equitativa de las mujeres en la sociedad, en igualdad de derechos, en igualdad de oportunidades y de libertades.

Fem: Sin tener que ser juzgadas por todo lo que decimos, hacemos, vestimos o actuamos.

Q: No queremos que se nos acose sexualmente, no queremos que se trafique con nosotras, no queremos todas aquellas desigualdades que sufrimos cada día las mujeres, y como mujeres lo defendemos.

Fem: Pero también como mujeres defendemos al resto de personas que viven en esta sociedad.

Q: Como profesora quiero realmente que a mis alumnos y alumnas les llegue este mensaje, que no me vean como la pesada de turno que les viene a rayar con el feminismo.

Fem: El feminismo mola, todos deberíamos ser feministas.

Q: Exacto, el feminismo es todo lo que necesitamos para acabar con el machismo y el patriarcado. Pero si no actuamos realmente desde la raíz del problema, o sea, desde la educación, va a seguir sirviendo para nada que yo te explique desde mi sillón que las feministas queremos luchar por esto o por aquello.

Fem: La sororidad es una práctica personal, intelectual y política. Es la conciencia de que, por encima de las diferencias de todo tipo existentes entre las mujeres, hay una opresión común por el hecho de ser mujeres.

Q: Es por ello que la sororidad es nuestra meta, nuestro objetivo, tal vez una utopía, opinarán muchos, pero sobre todo, es nuestra esperanza.

Fem: Pero ni de lejos la practicamos. Lo hacemos mal entre nosotras, una de las primeras premisas con las que juega el Patriarcado, “divide y vencerás”. Nos separa a las mujeres y nos convierte en rivales y seguimos cayendo en su juego cuando nos atacamos por no pensar o ser lo que se espera de nosotras.

Q: Somos feministas, por si a alguien no le ha quedado claro. Porque somos mujeres y luchamos por nuestros derechos, por hacer visibles a las mujeres, por enseñar los valores necesarios en una sociedad feminista, libre de machismo.

Fem: Porque somos mujeres a las que nos gustaría vivir en armonía con la otra mitad sin relaciones de poder de por medio.

Q: Mujeres que podamos expresar nuestra opinión, guste más o menos, y las de los demás, aunque a mí también me guste más o menos, sin que nadie venga a cohartar a alguien o a anular nuestro derecho a expresarnos. Todos juntos por un cambio social auténtico.

Fem: Feminismo ¿por qué? Porque aprendí que el feminismo busca esa equidad, esa libertad, ese rechazo al odio, a combatir sumando, no enfrentando.

Q: Esta tercera ola es fundamental. Aquí confluye todo y desde aquí, teniendo en cuenta a todo el mundo, superando errores del pasado que nos sepultan en unas ideas ya obsoletas podremos avanzar de verdad.

Fem: Nos abanderamos en el feminismo porque estamos en nuestro derecho, pero ante todo, buscamos la cuestión femenina. Buscamos cuestionarnos desde nuestra perspectiva de mujeres el mundo al completo.

Q: Pero vamos más allá porque el Feminismo sin Educación no va a ninguna parte. Si no atacamos esta raíz antes que ninguna, no acabamos con el patriarcado en la vida.

Fem: Se trata de dar visibilidad al mundo que nos rodea para que llegue al mismo punto todo el mundo, para que todos y todas nos lo cuestionemos.

Q: Cada cual tiene el derecho de opinar como bien le parezca. Nosotras apostamos por una liberación real de las mujeres y de los hombres ante el patriarcado impuesto.

Fem: Los hombres de nuestro entorno van aceptándolo, van dando visibilidad. No queremos apartarlos, no queremos abortarlos, queremos que anden con nosotras.

Q: Nunca llueve a gusto de todos. Nosotras vemos así la vida y la mostramos así. Ya sabemos que ir a contracorriente a veces puede no gustar. Somo así, con nuestros más y nuestros menos, con nuestros días llenos de idioteces y con nuestros días llenos de rencor por la mierda de sociedad que no avanza y permite que siga el machismo campando a sus anchas.

Fem: Otros días nos envolvemos de la purpurina de la vecina rubia y soñamos con su amor por Jon Kortajarena. Otro día es la SrtaBebi la que nos deja con la boca abierta cuando manda al mundo a comerle el coño.

Q: Y otro día mis alumnos me ponen Auron Play o a Roma Gallardo y veo que no es comparable a los vídeos que hacen Dalas, Torbe o otros cuantos idiotas que aparecen en Youtube o en otros medios incentivando el odio y el machismo con mayúsculas.

Fem: O llega Wismichu, que ha despertado al feminismo y se retracta de sus comentarios sexistas en sus vídeos.

Q: Pues me parece perfecto que un hombre use sus privilegios para visibilizarnos y que se de cuenta. Todos hemos tenido que darnos cuenta.

Fem: Yo no nací feminista, desgraciadamente. Me crié en un sistema patriarcal, el mismo que aún sigue jodiendo nuestras libertades.

Q: Y aquí también podemos hablar de los roles de género que nos inculcan desde pequeñas y que debemos eliminar de raíz de una vez por todas. Aquí comienza el mito del amor romántico, las princesas y los príncipes asesinos de dragones.

Fem: Aquí comienza el patriarcado a hacer de las suyas y a liarla parda.

Q: Y es aquí donde más debemos actuar, en la educación, en cambiar la visión machista, en enseñar en las escuelas educación sexual y educación en valores de verdad.

Fem: Sí, no la charla de cómo usar condón. Básicamente.

Q: Madonna nos ha enseñado mucho, y otras tantas de las que hemos hablado en muchas ocasiones. Su fama puede hacer llegar más lejos la voz del feminismo.

Fem: Yo no las voy a ignorar porque me encantan.

Q: Se trata de hacer ver a la sociedad que lo que queremos es dejar de lado enfrentamientos absurdos y la violencia en general, Que queremos ser libres de verdad y elegir lo que queremos y lo que no.

Fem: No quiero que la sociedad me tache por ser feminista, quiero que la sociedad sea feminista.

Q: Ahí está el gran problema, que nos tachan, que nos insultan y nos llaman feminazis entre otras lindezas, aunque nosotras intentamos explicar que el feminismo no es lo contrario al machismo, que eso sería el supuesto hembrismo.

Fem: Y claro que sabemos que el hembrismo no existe. Que solo existe el machismo, pero esas mismas personas que viven desgraciadamente arraigadas en el machismo son las que difunden este mensaje.

Q: Sí, “Qué daño nos está haciendo el hembrismo”

Fem: Qué daño nos está haciendo el seguir difundiendo mensajes de odio que no benefician al feminismo. Lo quieran hacer llamar hembrismo o su palabra real que sí existe como tal, misandría.

Q: Dejemos de lado la misandría (comunmente llamado hembrismo), olvidemos el “abortar al macho”, olvidemos el exterminar al planeta, aunque a veces entren ganas.

Fem: Educación, básicamente.

Q: Sí. Feminismo educacional si lo quieres llamar así.

Fem: Me da exactamente igual la etiqueta.

Q: Es ir en contra del machismo, básicamente.

Fem: A ver quién no se apunta a esto.

Q: La publicidad, la política, las mayores industrias dominadas por hombres nos han convertido en sumisas, en acatadoras de normas y leyes.

Fem: La educación, desgraciadamente, implantada y dirigida por los mismos incautos, también peca desde su base de la misma tiranía.

Q: Aunque, afortunadamente, los roles han ido cambiando a lo largo del tiempo, y actualmente la gente cada vez está más concienciada y comprometida en romper con estos estereotipos...

Fem: Seguimos viviendo en una sociedad machista en la que hay que seguir luchando para alcanzar la igualdad.

Q: Cambiar estos estereotipos es cosa de todos y se debería hacer en todos los ámbitos desde la infancia.

Fem: Tratamos de eliminar la visión machista y sexista de la sociedad para poder vivir en un mundo igualitario junto a ellos (sin opresiones, iguales de verdad), sin prejuicios.

Q: Que realmente me pueda poner una falda o enseñar mis tetas sin ser cosificada, sin ser sexualizada, sin temor a que alguien entienda que puede poseer por ello mi cuerpo.

Fem: Pero si volvemos a la realidad de nuevo

Q: Vemos que seguimos siendo presos de la presión social.

Fem: La pescadilla que se muerde la cola y lo que hace agotadora esta lucha en muchas ocasiones.

Q: Cuando hemos conseguido llegar a ese punto de deconstrucción, se abren muchos más frentes que son necesarios de combatir. Como, por ejemplo, la prostitución...

Fem: Los vientres de alquiler...

Q: La pornografía y la cultura de la violación...

Fem: Y muchas más desigualdades que difícilmente vamos a conseguir erradicar ocultando a la otra mitad, u ocultando otras vertientes del feminismo.

Q: Todo tiene cabida, hasta algunas opiniones más irreverentes que nos ayudan a cuestionarnos.

Fem: Yo es que no me veo por ahora mejor encajada que en el feminismo questional.

Q: Buen nombre, jajaja. Al feminismo le queda mucho camino. Piensa que el machismo lleva por este mundo 21 siglos. O sea, que no cantemos victoria. Seguimos en pañales.

Fem: Bueno, a veces, yo diría que andamos en la etapa de adolescentes rebeldes.

Q: Pues, mira, no te digo que no. Adolescentes rebeldes que van y vienen y que también viven y se equivocan, aprendiendo qué está mal y por qué está mal, pensando de forma crítica aunque no siempre sea lo más correcto de cara al mundo hipócrita que nos rodea.

Fem: Trabajando por la opresión y haciendo cercana una lucha que no busca nada disparatado ni buscar disparar a nadie.

Q: Se trata de reimaginar el mundo sin el patriarcado y luchar contra las injusticias que existen a causa de las instituciones patriarcales,

Fem: Tanto si es relacionado con el acceso a métodos anticonceptivos, con la cultura de la violación, con talleres de trabajo esclavo o con la igualdad de la comunidad queer.

Q: Si la solución para acabar con el machismo es que los hombres luchen en el feminismo, que puedan expresar sus emociones de forma más libre, que puedan cuestionarse su sexualidad sin miedo, para que disfruten del sexo totalmente consentido con una mujer o con quien les dé la gana.

Fem: Si la solución para romper con los estereotipos es hacer ver que cada uno tiene la libertad de vestirse como quisiera y expresarse como guste.

Q: Si la solución está en enseñar a los más jóvenes que el cuerpo de una mujer no es un objeto sexual, y así se deje de considerar al hombre como un animal irracional incapaz de controlar sus propias acciones.

Fem: Si esa es la solución, si la solución es la educación, ¿por qué no lo hacemos?

Q: Eso digo yo, ¿por qué? Si está tan claro. Pues nada, es mejor crear luchas internas y fragmentarnos en lugar de remar todos juntos como sociedad igualitaria.

Fem: Así que seguimos aquí, abrazando nuestro feminismo, mostrando nuestra realidad diversa y plural. La realidad de las personas que confluyen aquí en esta posición que venimos cuestionando.

Q: Por supuesto, nadie nos dice cuándo o cómo debemos actuar o hacia dónde nos debemos dirigir. Quienes se apunten a nuestro devenir, bienvenidos sean. No tenemos que sentirnos mal por cómo pensamos ni sentirnos censuradas por aportar visiones que pueden ser más complementarias si lo hacemos ver que contradictorias. Por dar pie al diálogo y al debate de las personas menos expertas en el feminismo de manual, pero no por ello menos válidas.

Fem: Y dejar de dividir a la sociedad en odios y egos.

Q: Ea, pues entonces, ¿qué? ¿Feminismo questional?

Fem: Pues eso, feminismo questional. 

 

 

Antes de irte, recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: