Multiorgasmo femenino. Bienvenida al paraíso

 3851
Por FEM septiembre 18, 2016  más artículos

 

¿Cuántas habéis oído/experimentado el deleite de los orgasmos múltiples? Hoy en día no se pueden considerar un mito pues es cuestión de saber tocar la melodía adecuada para esperimentar el gozo y tener la prueba. Para aquellas que aún no lo hayan probado, QFem te deja esta lista de 4 tips que te ayudarán a saber de qué estamos hablando y, si te apetece, pues a practicar.

 

1. Todo está en la mente

Demos prioridad al papel que desempeña la mente si quieres sentir estas oleadas de placer. La mayoría de nosotras no somos conscientes de la función tan importante que desarrolla la mente en cuanto a llegar al orgasmo varias veces seguidas se refiere. Una mente concentrada en lo que está haciendo, así como dejarte llevar por las sensaciones del momento, sin que los temas exteriores se entrometan, es esencial para ti.

Para tener múltiples orgasmos es requisito indispensable saber que es posible. Si crees que sucede por casualidad y no lo consideras parte de un suceso más prolongado y mejor, inmediatamente después de tu primer orgasmo, tu cabeza se “apagará”, haciendo que dejes de excitarte y te concentras en que termine tu pareja para poder dormirte. Considera tu primer orgasmo como eso, el primero, y sigue en el momento. Inmediatamente trata de llegar a un segundo, ¡tú sabes cómo hacerlo! Contrae tu vagina y crea fricción sobre tu clítoris, verás que pronto tendrás otra oleada de placer.

 

2. La paciencia es la madre de la ciencia

 

El estrés y la velocidad son aquí nuestros peores aliados, así como el pensamiento de tu pareja en cuanto al tiempo requerido para el ejercicio de la actividad. Búscate una pareja que lleve el mismo ritmo durante el mismo tiempo que tú y experimenta hasta dónde eres capaz de sentir. Lo mejor para comenzar es la estimulación manual y oral sin perder de vista el ritmo, el cual deberéis encontrar cada una, si tu ritmo es más tipo salsa o más tipo zumba. Para tener varios orgasmos, hay que empezar con uno bueno.

 

3. En la variedad está el gusto

No dudes en buscar orgasmos de distintas formas. Después del primero, si tu cuerpo lo sigue buscando, te será mucho más sencillo llegar a él con menor estimulación. La sensibilidad de cada parte de tu cuerpo va cambiando, aprende a usarla a tu favor y verás qué placer. Deja volar la imaginación y proponle a tu pareja hacer realidad eso que te llama la atención y te pirras por hacer aunque sea en secreto (cada una tendrá sus fantasías y todas son aceptables si es una decisión compartida). Probar estos cambios de juegos harán que estimules diferentes zonas de tu cuerpo y con ello experimentes distintas sensaciones y puedas decidir cuál te resulta más placentera.

 

4. Los juguetes son divertidos

Deja de preocuparte ya por los estereotipos y prueba todos aquellos que te apetezcan, desde las bolas chinas al vibrador. Eecuerda que el estímulo constante de este último, así como el poder de acceder a lugares donde no llega la mano humana es su principal diversión. Esta confianza en ti misma hará que te veas más sexy y más confiada. Tanto para ti como para tu compañero de juegos será estupenda esta predisposición.

El mejor modo de llevar a la práctica estos pasos es tomándolos como un juego y teniendo muy en cuenta tus gustos personales, lo que significa que puede probar la combinación de los que mejor te funcionen. No te preocupes si no alcanzas múltiples orgasmos la primera vez que lo intentas; considere que se trata de unproceso exploratorio que le proporcionará sensuales compensaciones a lo largo del camino.

 

¿Frecuentemente tienes orgasmos múltiples? ¡Danos tus trucos!

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: We heart it