Consejos para no morir llevando tacones

 1736
Por FEM septiembre 8, 2016  más artículos

 

Tacón, “pieza, de mayor o menor altura, unida a la suela del calzado en la parte que corresponde al calcañar”, esta es la definición que da la RAE, aunque bien podría ser “pieza de calzado femenino que te hará querer cortarte los pies tras una noche entera con ellos”. El hecho de que estilice nuestra figura, nos aporte unos centímetros de más a aquellas que son más bajitas y además haya tantísimos modelos a cual más adorable, hace que nuestra fiebre por los tacones no disminuya con la edad. 

Si eres de las que no se baja de unos buenos zancos ni queriendo o, por el contrario, solo los usas en ocasiones contadas, no pierdas de vista los siguientes tips que te trae Question Femenina, para que la próxima vez que te decidas a ponértelos, todo vaya como la seda.

  • Empieza usando tacones bajos o de talla media  

No todos tus tacones tienen que tener una altura de infarto para ser una monada y estilizarte.

 

  • Amóldalos antes de la “puesta definitiva” 

Acabas de comprarte ese par de tacones y estás deseando darles uso... ¡Relax! Intenta usarlos varias veces estando por casa durante períodos cortos de tiempo, lo que hará que la armonía entre tú y tu monísimo par de zapatos zapatos nuevo no acabe en una mala experiencia.

  • Usa plantillas de gel

Tus nuevas aliadas, la comodidad debería ser nuestro lema y con estas pequeñas plantillas tus pies estará más que agradecidos.

  • Los polvos de talco te salvarán

Prueba a ponerlo dentro de tus tacones, la suavidad que aporta evitará rozaduras mayores y el tacto del talco hará que tu pie vaya mucho más fijo y no te resbale el pie dentro.

  • Las bailarinas son tu último recurso

Si no te ha dado tiempo a poner en práctica nuestros consejos anteriores, no olvides llevar un par de estos monísimos sustitutos en tu magnífico bolso.

 


Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: Shutterstock/glebTv