La distancia, la excusa de los cobardes para no luchar por lo que quieren

 859
Por Elisabet noviembre 12, 2017  más artículos

 

El amor llega cuando menos te lo esperas. En la vida, no sabemos cuándo nos encontraremos con nuestra media naranja, ni sobre todo lo que nos deparará el futuro, así que es muy probable que, en algún momento de tu vida, te toque vivir una relación a distancia.

Ya sea porque surja una oportunidad laboral inmejorable en el extranjero, por un Erasmus escogido meses atrás, por una carrera o máster universitario que no estén en tu ciudad, porque os conozcáis de vacaciones… Son muchas las parejas que se tienen que enfrentar a esto. Pero en superarlo y en saber adaptarse a cualquier situación radica el éxito del amor verdadero.

La realidad está clara: las relaciones a distancia son tan complicadas como parecen y nadie, voluntariamente, sin que medie una razón de peso, elige una relación a distancia. Son las circunstancias de la vida las que llevan a intentar una relación a distancia después de haberte planteado unas cuantas veces si merece la pena seguir.

Tener pareja y no poder disfrutar de ella es complicado. En realidad, tienes lo malo de tener pareja y de no tenerla: Estás sola y además discutes a distancia, sin poder abrazarte cuando te reconcilias. Sin embargo, lo único que alienta a estas parejas a seguir adelante con su relación es la ilusión de juntarse algún día, de poder vivir una vida juntos, y, sobre todo, el profundo amor que se profesan.

¿Es imposible? No, por supuesto que no. Evidentemente no es lo mismo estar a 3 horas en coche, que estar a 10 horas de avión. Si nos quedamos con la posibilidad de que tu pareja se haya cambiado de ciudad dentro del mismo país, de forma que en poco más de 3 o 4 horas de coche, o 1 hora y media de AVE te plantes a su lado, sabiendo que es algo temporal (unos meses), es algo más que factible. En caso contrario, habrá que perseverar en la lucha por ser felices juntos, pero separados físicamente (que no sentimentalmente).

  x

 

¿Qué trucos hay para tener éxito en una relación a distancia?

 

1. Las nuevas tecnologías

Esto hace 20 años habría sido imposible, pero hoy en día tenemos múltiples vías para favorecer la comunicación a distancia. Por ejemplo, whatsapp es una de las aplicaciones más maravillosas de todos los tiempos: poder mandar todos los mensajes que quieras, hacer llamadas, hacer videollamadas, mandar fotos… Lo que te permite compartir tu vida con tu pareja a distancia prácticamente al segundo.

2. Mantener la comunicación llegando a acuerdos

Tener una conversación fluida, hablando de todo, compartiendo muchas anécdotas, contándoos el día a día… Hace que os sintáis cerca, que podéis hablar juntos de todo y que, además de pareja, seáis muy buenos amigos, lo que es fundamental para compartir para siempre tu vida con una persona.

3. Confianza

Es muy difícil entender lo que siente una persona, por qué está bien o mal, qué le hace feliz o le entristece a kilómetros de distancia. Por eso, saber qué es lo que le gusta, lo que le hace sentir bien, qué es lo que odia y lo que no soporta, qué personas le hacen feliz y con qué personas tiene conflictos o una relación más complicada… En definitiva, tener esa confianza necesaria como para conocer a esa persona con tan solo mirarla a los ojos es lo que te permitirá empatizar con ella a distancia.

4. Aprender que tu pareja, aunque esté lejos, está contigo

Cuando entiendas que, estés donde estés, tu pareja está contigo, ese es el truco para sentirte fuerte y saber que puedes con todo. Muchas personas, cuando empiezan su relación a distancia, tienden a ocupar sus agendas hasta arriba para evitar pensar, para no tener tiempo de darse cuenta de que todo lo que hacen les gustaría hacerlo con su pareja y no sin ella. No obstante, evitar pensar no es la solución, y aprender a estar solo por necesidad tampoco, puesto que te puede llevar a ser un tanto misántropo. El truco está en saber que los dos estáis bien, que separados estáis al 100%, y que cuando os juntéis todo irá todavía mejor si cabe.

5. Cuidar a tu pareja como si estuvieseis viviendo juntos

Preguntarle cómo ha ido el día, qué le preocupa, ayudar desde la distancia, sorprenderle, ser detallista… Todo esto hace que nada se enfríe.

 

“Lucha por lo que quieres y la recompensa será completamente tuya”

 

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: recreoviral.com