El rol de la mujer a través del mito

 2706
Por Editorial junio 26, 2018  más artículos

 

“No se nace mujer, se llega a serlo”

Simone de Beauvoir

 

A lo largo de la historia podimos observar cómo se educa de manera distinta a hombres y mujeres, se asignan roles dependiendo del sexo que tenemos al nacer, por ejemplo las niñas con cocinitas, los niños con camiones, estos juguetes no son inocentes, ya que indirectamente se va enseñando el “lugar” en el cual la sociedad pretende que los individuos se desarrollen a lo largo de su vida.

Acompañado de los roles de género vienen mandatos, dichos populares, chistes, cuentos, películas... que generan estereotipos de género, los cuales reproducen mitos y creencias que sostienen la “superioridad del hombre sobre la mujer”

Que, ¿qué son los estereotipos de género? Son una preconcepción generalizada que se le asigna al individuo dependiendo de su sexo, grupo económico, social y/o cultural, la cual ayuda a categorizar la información de diferentes personas.

Como dijimos anteriormente estos roles de género, los cuales reproducen estereotipos, son generados por mitos populares como, por ejemplo, el de Adán y Eva. No se sabe a ciencia cierta si existieron, pero podemos decir que se sabe que fue un mito que se contó de generación en generación justificando y abalando la opresión del hombre hacia la mujer, por el "error" que había cometido Eva, comer del fruto prohibido y convencer a Adán de que también lo hiciera.

"Entonces Dios el señor le dijo a la mujer: -Aumentaré tus dolores cuando tengas hijos, y con dolor los darás a luz. Pero tu deseo te llevará a tu marido, y él tendrá autoridad sobre ti". Génesis 3

Como podemos ver, se justifica la opresión de todas las “hijas de Eva”, organizándose la sociedad en forma patriarcal, ¿Qué es el patriarcado?, organización social en la cual la autoridad la ejerce el “patriarca”, mostrando así en la sociedad un desequilibrio de poder entre hombres y mujeres.

Otro de los mitos que transcurrieron a lo largo de la historia es la Caja de Pandora, este cuenta que fue una mujer quien abrió una caja dónde los dioses habían escondidos todos los males de la sociedad, podemos ver entonces que las mujeres en los dos mitos mencionados son reproducidas como las culpables de los males de la sociedad, o como cómplices de la maldad como en el caso de Eva con la serpiente, por lo tanto somos nosotras las mujeres que tenemos que sufrir por los errores de nuestras antepasadas. 

Podemos encontrar además dichos populares como “si sabe cocinar, ya puede casarse”, “lloras como niña”, “mujer que no jode es hombre”. ¿Los has escuchado alguna vez?, ¿te suenan conocidos? Es probable que te suenen conocidos ya que son refranes que naturalizan el machismo, posicionando a la mujer en un lugar de molestia, cocinera, débil...

Retomando la cita de Beauvoir, podemos ver que en este contexto patriarcal, la mujer debe construirse dentro de este vista como esclava del sistema, como “sexo débil”, es por esto que las mujeres nos tenemos que cuestionar sobre todo lo que traslada el sistema a nuestras vidas, encontrando los micro machismos, es decir los machismos pequeños, con los que nos podemos encontrar a diario, analizarlos brevemente a cada uno y pensar en que influyen o influyeron en nuestras vidas. Las formas de acoso machista más pequeñas, reproducidas a diario, resultan tan perjudiciales para las mujeres como otras formas de maltrato, ya que se basan en un maltrato psicológico. Según un estudio de la Universidad de Melbourne (Australia) publicado en la revista  Psychology of Women Quarterly,  estas actitudes "no deben ser considerados formas menores de sexismo" y, por tanto, deben ser "erradicadas".

Por lo tanto si los detectamos tenemos que cuestionarlos, para empezar a nutrir nuestros espacios familiares, de trabajo, de amistades, en espacios los más libres posibles de actitudes machistas, y de estereotipos de género. Estamos a tiempo de comprar un regalo no sexista para los cumpleaños, navidades, estamos a tiempo de revertir esta situación, no permitamos que la opresión de las mujeres se siga camuflando, nutramos nuestros espacios sociales, con la diversidad y la igualdad de género.

 

                                                                                             Colaboradora: Mercedes Martínez

 

Antes de irte, recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: El mito de Pandora