Olvídate del tampón y pásate a la copa menstrual

 3373
Por Q agosto 20, 2016  más artículos

 

¿Cómo de aburrida estás de no encontrar un producto que se ajuste totalmente a tus necesidades para esos días del mes? En invierno con infinidad de capas de ropa no nos importa tanto usar compresas o tampones pero, en verano, con modelitos de infarto no es lo mismo. Y ya ni hablamos si el plan está relacionado con actividades acuáticas donde el biquini es el rey. Qfem te enseña este artículo que está corriendo como la pólvora.  

La copa menstrual, este pequeño producto se introduce en la vagina y recoge tu menstruación. Cada cierto tiempo, dependiendo de tu cantidad de regla, lo vacías en el inodoro, lo enjuagas y para dentro de nuevo. QFem te la recomienda por varias razones:

 

1. No provoca alergias, gracias a su material llamado Thermolast, que es un Elastómero Termoplástico (TPE), es decir, no es de silicona, ni de látex, ni PVC, y tampoco lleva proteínas. Gracias a la ausencia de estas sustancias es antialérgico. Tampoco lleva decolorantes, desodorantes ni geles absorbentes.


 

2. La copa no absorbe el líquido menstrual, y por lo tanto, tampoco no interfiere con la flora vaginal (como lo hacen los tampones), además de no dejar restos textiles. Esta flora natural protege la vagina de bacterias u hongos que puedan provocar una infección. Al cerrar herméticamente la vagina, ni fluido ni olor pueden salir, por lo que te olvidarás del desagradable olor de tampones y compresas.


 

3. Es muy cómoda y fácil de colocar, exactamente igual que un tampón. Ademas, se puede poner por la noche ya que puede estar dentro hasta 10 horas (según el fluido menstrual de cada mujer). Es ideal para hacer deporte y para bañarse, debido a que es totalmente invisible, por lo que también podrás decirle adiós a ese fastidioso hilito del tampón.

4. Protege el medio ambiente porque es reutilizable, por lo que resulta atractivamente económica. Si la tratas bien (sobre todo guardándola en su correspondiente bolsita) puede durar hasta 10 años. También se debería cambiar si ha perdido su elastidad, ya que esto garantiza que se coloque bien. 

Hazte con ella y no te pierdas ni un plan más por miedo a manchar. La puedes encontrar fácilmente en farmacias, así como pedirla por Internet y que llegue a tu casa directamente. Y si quieres saber más sobre ella y decidirte de una vez por todas a abandonar al señor Tampón y a la señora Compresa, te dejamos un enlace a la página La copa menstrual, donde podrás consultar todas tus dudas y conocer las opiniones de otras mujeres que ya la han probado.