Según un juez portugués, si eres infiel, puedes ser maltratada sin condena

 1177
Por FEM octubre 26, 2017  más artículos

 

La justicia portuguesa no va mucho más deprisa que la española, aunque una de las últimas condenas nos han dejado patidifusas

 

En 2014, una vecina de Felgueiras tuvo relaciones extramatrimoniales, al acabar ella con esta relación, él, despechado, informó al marido, lo que supuso la separación del matrimonio. La sororidad entre machos no se entiende de la misma forma parece ser, pues ambos se aliaron para amenazar y acosar a la mujer tanto por mensaje como en público. No contentos con esta campaña de abuso por creerse superiores, en 2015 los macho-man estos engañaron a la víctima para llevarla a un lugar apartado donde, entre los dos, le propinaron una cruenta paliza con una porra con clavos incrustados.

Ante semejante situación, la condena en 2016 fue según el Tribunal de Primera Instancia para ambos de un año de prisión que finalmente quedó en pagos de 1750 y 3500 euros. Aquí empieza el chiste... La Fiscalía, teniendo en cuenta la brutalidad de la paliza y el reiterado acoso decidió apelar esperando una condena más severa para hacer justicia. ¡Qué ilusos! En esta ocasión, la justicia ciega que debería ser aplicada a todos por igual, queda en una magnífica teoría y una nefasta práctica.

El magistrado Neto de Moura, encargado de poner fin y justicia de por medio entre esta mujer y sus agresores ha tenido a bien disculpar a ambos varones sin perder la oportunidad de darle escarnio público a la mujer, porque ¿qué esperábamos en una sociedad machista?, ¿Justicia? Já.

No ha tenido mejor argumento en el que sostener su barbarie que en la Biblia, ese libro que puede ser asociado a muchas ideas, pero desde luego no a la feminista. En el fallo, afirma que “en la Biblia podemos leer que la mujer que mantiene relaciones extramatrimoniales debe ser castigada con la pena de muerte” o “el adulterio cometido por una mujer es un tipo de conducta que la sociedad siempre ha condenado, y que sigue condenando fuertemente. Las mujeres honestas son las primeras en estigmatizar a las adúlteras. Por eso la violencia ejercida por el hombre se ve con cierta comprensión, ya que ha sido traicionado, vejado y humillado por la mujer”. Quedándose a gusto en un momento.

Después de esta vomitiva capacidad argumentativa no han sido pocas las organizaciones, sobre todo feministas que pretenden tomar cartas en el asunto de un modo u otro. Desde QFem estamos absolutamente asqueadas por considerar que el adulterio masculino no es tan grave como el femenino y porque un magistrado que debe velar por los ciudadanos (parece que las ciudadanas no entran en este grupo), basándose en unas leyes enmarcadas en un estado aconfesional, tire de Biblia para defender a estos delincuentes perpetuando la asquerosa educación machista que cada día asoma a la realidad de un modo diferente. Por desgracia.

 

Ánimo a todas las víctimas a quienes el machista de turno les hace creer que son las culpables

¡Sed fuertes y valientes!

 

Recuerda… ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Fuentes: Diarioregistrado
               Diario de Navarra
               ElMundo
               etcetera
               Lasexta
Foto de portada: conceptodefinicion.de