‘Felicidad’ sin democracia, ¿de verdad Xavi Hernández?

 1924
Por Duneino enero 4, 2018  más artículos

 

A finales del mes pasado, el ex jugador del F.C. Barcelona, Xavi Hernández, que actualmente reside en Qatar, aseguró en una entrevista a La Vanguardia que en Qatar, a pesar de no haber democracia, la gente es muy feliz. Una declaración que ha hecho arder las redes. Y con motivo.

El sistema político de Qatar consiste en una monarquía absoluta donde el emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al zani, es Jefe de Estado y de Gobierno. Su religión oficial es el Islam. La Sharia es la fuente de toda su legislación. No se han celebrado elecciones desde 1970, pues no hay ningún partido político constituido como tal, ni tan siquiera líderes políticos o grupos de presión. Por el momento, el actual Consejo Consultivo tiene solo 35 miembros, elegidos directamente por el Emir. Los periodistas y los medios se ven sometidos a una fuerte autocensura. Por otra parte, los siete diarios que se publican en el país están en manos privadas, pero pertenecen a miembros de la familia real

Las grandes perjudicadas en este país son, como no, las mujeres.

  Flickr

La poligamia está aceptada legalmente en este país, es decir, que los hombres pueden casarse hasta con cuatro mujeres sin el conocimiento y/o aceptación de su primera esposa, mientras que las mujeres solo pueden casarse con un hombre. Los hombres pueden casarse con una mujer que no sea musulmana, mientras que la mujer no. Los hombres reciben el doble de bienes en una herencia que sus hermanas. La violación y abusos sexuales en ese país no están condenados, y se han dado casos de mujeres que han denunciado una violación y han sido encarceladas.

Todas las mujeres deben ir completamente cubiertas. Tampoco pueden conducir, ni tener su propia cuenta bancaria, ni viajar solas y siempre tienen que ir acompañadas de un varón. En el tema laboral, el sueldo de ellas es un tercio de el de ellos, es decir, hay una gran brecha salarial a pesar de realizar el mismo oficio. Justifican estos actos con que el Corán ,que es el libro sagrado para los musulmanes, exige eso. Es totalmente falso. El Corán concede a las mujeres derechos claros y cualquier intento de negar estos derechos tiene sus raíces en el deseo de los hombres por controlar a las mujeres y eliminar su individualidad.

La homosexualidad es un tema tabú y muy castigado. Los homosexuales que viajen a Qatar pueden ser condenados a 7 años de cárcel por tener relaciones. Los musulmanes gais podrían ser sentenciados a muerte porque para ellos rige la ley islámica. La sociedad catarí está definida por clases, asociadas generalmente a la raza. Es extremadamente desigual. Los inmigrantes trabajan en situación de casi esclavitud.

 

Si todo esto es ser feliz, si vivir en alguna de estas situaciones es ser feliz, señor Hernández, yo prefiero ser una infeliz toda la vida.

 

Antes de irte, recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: publicacion digital