Querido papá

 2462
Por Editorial abril 29, 2019  más artículos

 

Querido papá:

Dejaré el feminismo.

Dejaré de enfadarle con mis ideales y comenzaré a pensar solo lo que él me permita.

Esperaré sentada en la cama su llegada hasta altas horas de la noche y sonreiré cuando mi fresco aliento se junte con su olor a alcohol;

Te llamaré por teléfono ante su atenta mirada e intentaré contarte lo máximo posible antes de que él se aburra y deba colgar.

Pero, tranquilo, yo sonreiré.

Dejaré de quedar con las “putas o lesbianas” de mis amigas, las cuales no tienen un “hombre que las controle” y les elijan tan bien como a mí la ropa que debo ponerme.

Sonriendo daré una corta vuelta agarrada a su brazo, siempre con la mirada agachas para que él sepa que solo tengo ojos para él.

Y cuando me deje en casa y marche comenzaré a preparar su comida, y antes de que la pruebe rezaré para que sea de su agrado.

Abriré las piernas cuando él me lo pida aunque me duela la cabeza o esté cansada, ya que me debo a él, que buenamente trae el dinero a casa.

Estaré ahí sonriendo hasta que él decida.

Ahí hasta que él me libere de su presencia y decida condenar mi vida para que ningún otro me tenga.

Lo prometo papá.

Texto de una seguidora anónima que tiene que lidiar con un padre con ideas retrógradas y le dedicó esta cartita para reflexionar. Se la hizo llegar y él comenzó a cambiar su forma de pensar... ¡El feminismo nos salva!

 

 

Foto de portada: @haloofember