Lo que se esconde tras la noche de los muertos

 2376
Por Nieve Cruda octubre 30, 2017  más artículos

 

Mañana es la noche de difuntos aunque en nuestro país se celebra más a modo de fiesta de disfraces. Este evento, que se ha convertido en un acto para elevar el consumo, no proviene de Estados Unidos como mucha gente piensa, sino de la tradición celta de Irlanda, Islas Británicas, Escandinavia y la Europa Occidental.

La tradición es milenaria y es conocida como "Samhain". Es la noche del año en la que los muertos pueden pasar al mundo de los vivos para poder poseerlos y llevarse sus almas. Los Druidas apagaban todos los fuegos para que los muertos vagasen en la oscuridad y no encontrasen a ningún alma viva que llevarse al inframundo. 2000 años atrás, el día coincidía con el fin del verano y las cosechas. Podríamos decir que simboliza el Año Nuevo Celta dónde muere lo viejo y lo nuevo se prepara para llegarr. Este comienzo de año “All Hallows Eve” derivó con el paso de los años al vocablo "Halloween" como lo conocemos en la actualidad.

Samhain es también la festividad dedicada a las deidades femeninas Morrigan (diosa de la guerra y la muerte) y Dagda (diosa de la abundancia) perpetuando el ciclo de morir para renacer. Los Celtas no tenían el mismo concepto que la cultura occidental actual sobre la muerte, lo consideraban algo natural y por ello esta celebración carecía de carácter maléfico o tenebroso.

El halo terrorífico de la fiesta se lo da el cristianismo cuando fagocita y transforma las festividades paganas de las diferentes tribus europeas. Es sabido que la iglesia católica de Roma perpetuó y acomodó a su propia religión derivados de antiguos escritos griegos y romanos, así como las tradiciones traídas de sus territorios conquistados, en este caso las celtas. En el siglo VII, el Papa Bonifacio IV añade al calendario romano la tradición celta y lo rebautiza como Día de Todos los Santos para así sacralizar la fiesta y apartar su origen pagano.

La posterior exportación a Estados Unidos es causada por el período de Gran Hambruna Irlandesa (Famine Times) hacia el 1845 cuándo miles de irlandeses emigran en busca de un futuro mejor. Estos emigrantes llevaron su "All Hallows Eve" que acabaría transformándose en el Halloween actual, pasando de ser una noche ritual a una festividad puramente comercial.

 

Jack (la calabaza) y el "Trick or Treat"(truco o trato)

Entre algunas de las tradiciones más populares de esta noche, está la de adornar los exteriores de las casas con calabazas huecas. En su origen se cocibe para hacer un farol llamado "Jack-o-lantern" del folklore irlandés del siglo XVIII. Jack personificaba a un borracho, perezoso que pasaba los días tumbado bajo un roble. Un día satanás se le apareció para llevárselo al infierno pero este le retó a subirse al árbol. El diablo subió y Jack grabó una cruz en el tronco impidiéndole bajar. Entonces Jack llegó a un acuerdo con el diablo, le dejaría bajar si satanás no le volvía jamás a tentar con el juego y la bebida. Cuando Jack murió no pudo entrar en el cielo, ni tampoco en el infierno, por haber engañado al diablo. Satanás le entregó a cambio, como consuelo, una brasa para iluminar el camino en sus noches por las que debería vagar hasta el día del juicio finalLa brasa fue colocada en el interior de un nabo ahuecado y debía arder por siempre a modo de farol. Por esta razón, los irlandeses, usaban nabos para fabricar los faroles de Jack y los cambiaron por las calabazas al ver que en Estados Unidos eran más numerosos los cultivos de estas que los de las nabos. Es por esto por lo que se tallan calabazas, para mantener a los espíritus de los muertos alejados de las casas y de los moradores vivos de estas.

El truco o trato o pedir caramelos surge en 1930,  heredera de una práctica europea del siglo IX llamada "Souling" o servicio para las almas. El día 2 de Noviembre, día de los fieles difuntos, los cristianos primitivos iban por los pueblos mendigando pasteles de almas (Soul Cakes), trozos de pan con uvas pasas o lo que los vecinos tuvieran a bien darles. Cuantos más pasteles recibían, más oraciones rezarían por sus almas y las almas de sus familiares. También era otra forma en la que los muertos no estuvieran mucho tiempo en el limbo y ascendieran rápido al cielo.

Esta práctica se exportó a EE.UU. para controlar el vandalismo de la noche de Halloween, ya que esa noche era conocida como la noche traviesa (Mischief Night), propicia para hacer bromas pesadas y actos vandálicos contra los vecinos, llegando a convertirse en un serio problema de orden público y provocando masacres como las cometidas por miembros del Klu Klux Klan durante la década de los años 20. Esta fusión fue propuesta por la propia comunidad civil y así transformar la fiesta en una diversión familiar disfrazando a los niños para ir a pedir dulces y caramelos mientras los sustos quedaban controlados.

 

El día de Difuntos en Latinoamérica (Calaveras y Diablitos)

En su versión latinoamericana podemos decir que la tradición es más antigua si cabe que la Celta. Hablamos del culto a los muertos. Que se celebra de manera eclesiástica y durante los mismos días. El día de los muertos latinoamericano cuyo máximo exponente corresponde a México tiene su origen en las tradiciones precolombinas y también es celebrado en otros países centroamericanos. La de México está considerada Patrimonio Cultural  de la Humanidad.  

El culto a la muerte formaba parte de las civilizaciones precolombinas las cuáles fueron abrazadas por los españoles cristianos y acomodadas a su creencia religiosa. Los rituales registrados en las etnias mexicana, maya, purépecha y totonaca conforman un homenaje a los ancestros, dónde los cráneos simbolizaban la muerte y el renacimiento.

El festival se conmemoraba en el noveno mes del calendario solar mexica cerca del inicio de agosto, se rendía culto a la diosa Dama de la Muerte Mictecacihuatl, actualmente conocida como La Catrina. También desfilan calaveras símbolo, como comentábamos antes, de muerte y renacimiento. Se reparten calaveras de azúcar, panes de muertos y otros dulces  y es tradición llevar a las tumbas de los seres queridos, alimentos, fotos, flores y otras ofrendas. Para así hacer sentir a sus familiares muertos su compañía y devoción.

 

España y el día de todos los Santos

 

En España, hemos adoptado la fiesta de Halloween igualmente, pero como una noche carnavalesca, hecha para el disfraz y la fiesta. La verdadera celebración es totalmente litúrgica. Llevada a cabo el día 1 de noviembre se llevan flores a las tumbas de los familiares fallecidos para honrar su memoria.

Hay zonas, en el norte de España, que siguen manteniendo parte de sus raíces Celtas y tienen múltiples historias de almas que aparecen vagando en procesión como es el caso de la Santa Compaña en Galiza o los espíritus que salen por la noche a molestar a los vivos y hacer trastadas en poblaciones dispersas de Asturias, Cantabria y País Vasco.

 

¿Cómo celebráis vosotras este festividad? ¿Cuánto sabías sobre el origen de tus tradiciones familiares? 

Antes de irte, recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!
Foto de portada: