Ana y Mía aprovechando los estereotipos

Por Duneino junio 14, 2017  más artículos
advertisement

 

La anorexia es un trastorno alimenticio que se caraceriza por el rechazo de la toma de alimentos, mientras que la bulimia es la toma compulsiva de alimentos o no, que tras sentir culpabilidad se inducen al vómito con el fin de sanar esa culpa. Ambas enfermedades temen engordar y tienen un único propósito: ser delgada.

Vivimos en una sociedad llena de prejuicios e ideales enfermizos. Sino preguntadle a la prestigiosa marca Louis Vuitton, que rechazó a la modelo Ulrikke Hoyer, que usa la talla 34, por considerar que su estómago y sus pómulos estaban hinchados. Sí, en pocas palabras, le dijeron que no entraba en el pefil y que que no era lo suficientemente delgada como para formar parte de la firma.

Por situaciones indignantes como estas, muchos jóvenes de ambos sexos se introducen en el "Mundo de Ana y Mía", es decir, anorexia y bulimia, porque consideran así que podrán entrar en los estándares de belleza exijidos y ser así aceptados por los demás.

Es increíble la influencia que ejercen los medios de comunicación y las firmas sobre la sociedad, capaces de moldearla y manejarla a su gusto y lo peor es que, nos sentimos incapaces de frenar esta lacra que está destruyendo la sociedad. Aunque intenten engañar con la propaganda de que ahora se llevan las modelos de tallas grandes, todos sabemos que no, que en realidad es solo marketing. Aún así, la mayoría de las modelos de tallas grandes llevan una dieta estricta y una rutina diaria de ejercicio como una modelo "normal". Es decir, seguimos con los estereotipos. A pesar de todo, intentan ofrecer una mayor concienciación acerca de estos temas, sobre todo al sector más vulnerable que son los jóvenes, e intentan involucrarlos mostrando los peligros que desencadenan estos enemigos mortales.

Me sorprende bastante que se forme un escándalo cada vez que se hable o se muestre uno de estos temas. Los medios siempre saltan enfurecidos e indignados a lo que este tema se refiere, mientras que siendo ellos los grandes impulsores del cambio, no hacen nada para frenarlo. Qué irónico, luchan contra estas enfermedades mientras que, a través de la pantalla, solo muestran las mejores caras y los mejores cuerpos que ellos consideren, y aquí vuelven de nuevo los estereotipos.

Entonces, ¿qué podemos hacer nosotros para alejar de nuestra vida los estereotipos?

Primero, es imposible ignorarlo ya que está presente en nuestro día a día. Pero la única manera de poder sobrellevar todo es aceptándose uno mismo tal y como es y no dejarse influenciar por nada ni nadie. Porque contigo es con quien pasarás el resto de tu vida.

Yo sé de primera mano de lo que hablo, porque lo he vivido y no es fácil superar un trastorno de este tipo, porque ves que nadie entiende lo que sientes, y que para ti la única belleza es la que se muestra a través de los huesos. Lo peor que podemos hacer es decirle a una persona con trastornos alimenticios que coma porque debería engordar más. Eso hará que se hunda más. Y, aunque a veces asociamos la delgadez con la anorexia o desnutrición, hay personas que tienen problemas aunque físicamente no lo aparenten, y personas delgadas de constitución. 

La solución mas efeciva de acabar con la anorexia y/o bulimia, es pidiendo ayuda. Mientras en el primer mundo se va expandiendo esta lacra debido a que cada vez es más superficial, la otra cara de la moneda, el tecer mundo, lucha cada día por combatir las hambrunas, la falta de alimento y la desnutrición. ¿En qué mundo paralelo vivimos? Unos mueren de desnutrición por no querer alimentarse mientras que otros mueren por la misma causa a consecuencia de la falta de alimentos. ¿Es extraño, no? Y triste.

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: pinterest