Son dos La primera es inocente, pero no el tipo de inocente que no entiende chistes subidos de tono o el sarcasmo, no; el tipo de inocente que mira a alguien y eso es lo que ve: una persona.
Serendipia   A veces me paso el día buscando.
Ser libre   Y mirarte y no sentir que me traiciono.
Más silencios Es viernes.
El cambio inconsciente Un jueves hasta arriba de tareas, de repente desconectas, instantáneamente.
Los hipócritas     Sé quiénes sois, os calé hace tiempo, pero mi amabilidad y respeto no me hace caer tan bajo como vosotros.
A oscuras   Vivimos con los ojos cerrados y la luz encendida.
Cuando la Mar te salva Me encontraba en un oscuro y silencioso bosque lleno de árboles de varias centenas de años.
Oasis mental   Hola.
Change Me pongo los auriculares y me siento en el sofá, no vaya a ser que el ruido de la imperfección humana altere mis siestas diarias.
Ámala     Ama todas sus virtudes, sus ojos azules y esos labios que te quitan el aliento cada vez que la besas.
No te haces una idea   No te haces una idea de lo que mucho que te quiero.
Personas   Me gustan las personas que caminan prácticamente sin rozar el suelo, como si la existencia de este no condicionara la suya misma, como si fueran capaces de volar utilizando su propia felicidad como alas.
¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos?     Sí, el pintor Gauguin también se lo planteó, pero no del mismo modo.
La vida es demasiado corta     La vida es demasiado corta, demasiado corta como para quedarte atrapado.
Montaña rusa   Una vez oí que la vida es una montaña rusa.
Fracaso   Es curioso cómo a veces dos frases dichas sin ningún tipo de intencionalidad pueden actuar como llave que abre la puerta dejando salir a tus demonios interiores.
Quédate cerca   Quédate cerca de lo que te hace sentir vivo.