Ámate de principio a fin ¿Te suenan de algo estas frases? "¡Qué delgada estás! ¿Es que no comes?" "Deja de comer tanto, que cada vez estás más gorda" "¿Cómo estás tan delgada? ¿Es que estás enferma?" Dicen que las palabras hacen más daño que las manos, que solo hacen falta varias palabras bien elegidas para que tu día se derrumbe o, peor aún, para que tu vida se derrumbe, pues ese tipo de frases pueden llegar a marcar de por vida.
A ratos, a momentos, a besos   A veces conoces a alguien que te parece diferente.
Elegía   Tal como pasan las tardes, pasarán los meses y los años, tal como pasa la lluvia, tal como pasa el verano, y nosotros, que nos supimos inmortales en tardes como esta, pasaremos también lentamente, sin que el recuerdo pueda hacernos daño.
Somos jóvenes una vez y jamás viejos dos veces Vamos a ser capaces de madrugar sin que nos pese el cansancio, vamos a gritar hasta quedar afónicos, vamos a quejarnos de todo, a remar a contracorriente, vamos a ser eternos hasta que nos volvamos efímeros.
Son dos La primera es inocente, pero no el tipo de inocente que no entiende chistes subidos de tono o el sarcasmo, no; el tipo de inocente que mira a alguien y eso es lo que ve: una persona.
La amante de aquel gran romántico   I           Hoy he soñado con algo maravilloso.
Serendipia   A veces me paso el día buscando.
Ser libre   Y mirarte y no sentir que me traiciono.
Plagio   Plagias la vida en color de otro para maquillar tu triste vida en blanco y negro.
Más silencios Es viernes.
Cuando eres más tú   Cuando eres más tú me sonríes todo el rato, te delata el oyuelo que te nace en tu mejilla, el oyuelo que me  vuelve al más dulce sueño de mi duro día.
Cuando soy más yo     Cuando soy más yo hablo dando gritos, hago chistes malos, y me río demasiado.
Somos y falta   Somos demasiados humanos, somos demasiado estúpidos y engreidos.
Cóncavo y convexo   En la niñez, ocho esquinas eran frontera entre sueño y vigilia, entre ayuno y satisfacción.
No No a la guerra.
Ámate mujer Mi abuela un día me dijo que el único amor comprensivo, fiel, sensato, que nunca nos falla, que todo perdona y que nos acompaña hasta el último día es el amor propio.
Insomnio       Te odio cuando te espero, te espero y nunca llegas espero y desespero y hoy parece que pones pegas.
Sonetos ultrajados Envuelve una luz oscura que perturba y enturbia la cual perfidia supura.